12 noviembre 2013

Los trabajadores del turismo sevillano se vuelcan con los turistas

Da miedo pensar hasta dónde habría llegado el paro en Sevilla si su principal sector económico, el turístico, hubiera caído también con la crisis, en vez de subir gracias al tirón del turismo extranjero, que ha compensado con creces el descenso del español. 

En los últimos cinco años, en plena recesión, las pernoctaciones en hoteles de la ciudad han crecido un 13,53% y los visitantes un 9,97% (1.460.920 personas en los primeros nueve meses de 2013, que son 132.449 más que en el mismo periodo de 2008).

El sindicato Comisiones Obreras se felicitó ayer de este esperanzador crecimiento al presentar su Análisis de la actividad turística y el empleo de Sevilla 2008-2013, pero denunció el lado oculto de la moneda: que los contratos en los hoteles de Sevilla capital son "más precarios" y los empleos han aumentado sólo en 87, un 3,16% más que cuando la planta hotelera sumaba 2.761 personas en 2008.

 Es decir, que los contratos de las camareras de habitación (oficio casi exclusivo de mujeres), recepcionistas y demás personal hotelero han crecido porcentualmente cuatro veces menos que las pernoctaciones y tres veces menos que los turistas a los que atienden.

Ese desfase esconde que se ha disparado el fraude, haciendo contratos a tiempo parcial de cuatro horas o menos a quienes trabajan en realidad ocho horas o más, dijo la secretaria de Acción Sindical de la sección de Hostelería, Comercio y Turismo de CCOO, Mari Carmen Ortiz. "Se tienen que echar más horas, y se pagan en B o no se pagan".

El secretario provincial, Alfonso Vidán, criticó a las empresas que "están manteniendo los márgenes de beneficios a costa de no generar empleo". "Hay sobrecarga de trabajo en plantillas menguadas.

Eso tiene un nombre, que es fraude fiscal, fraude contractual y economía sumergida. Es una injusticia y no se va a sostener en el tiempo", añadió en una rueda de prensa.

"El sector no se centra en mejorar el servicio sino en ahorrar costes laborales", lo que "implica reducción de derechos", dijo Vidán, que animó a las empresas a "competir en calidad, no en bajadas de costes". 

A su juicio, esa línea "no tiene futuro" pues otros destinos turísticos cuyos problemas políticos en el último año han beneficiado a Sevilla aportándole turistas prestados, como Turquía y Egipto, ganarán la partida del precio cuando recuperen la normalidad.

 "Siempre va a haber países que ofrezcan tarifas más baratas, es un error seguir por ahí", insistió, pidiendo a las empresas que apuesten por los contratos fijos y a tiempo completo ya que en Sevilla, dice el informe del sindicato, "apenas hay estacionalidad". También instó a subcontratar menos y a invertir más en formación continua, porque "la calidad turística es más que servir un café".

Los turistas puntúan con notable al servicio que le han dado en Sevilla, "pero si hubiera mejoras, sería sobresaliente", apuntó por su parte el secretario de la federación andaluz de Turismo de CCOO, Gonzalo Fuentes, para quien ha llegado la hora de aprovechar la bonanza turística y la "joya de la corona" que es Sevilla para dar un salto cualitativo buscando "un servicio de excelencia". Para lograrlo, dijo, las empresas deben buscar la ecuación "turista satisfecho, trabajador satisfecho".

El líder provincial de Comisiones, tras reprochar al gobierno local y su delegado de Turismo, Gregorio Serrano, el "quedarse en el We love people [en referencia al eslogan turístico]", pero felicitarse por el aumento de los cruceros, propuso ayer al Ayuntamiento varias mejoras.

Como vender más la red de carriles bicis y Sevilla como "ciudad sostenible", con productos relacionados con la bicicleta; reducir el tráfico en el centro, "que se ha vuelto a colapsar", para potenciar el carácter peatonal que buscan muchos visitantes, o implantar el billete único en los transportes metropolitanos.

También pidió avanzar en la oferta adaptada a los discapacitados, y resolver el "problema crónico del aeropuerto", que está "estancado en el nivel 7", lo que le impide por falta de conexiones internacionales atraer más congresos.

"Sevilla puede ser un centro turístico de referencia internacional", afirmó un "optimista" Vidán. La base humana está, añadió Fuentes: "Desde la taberna de barrio más humilde hasta el hotel de cinco estrellas, los trabajadores se vuelcan con los turistas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario