20 abril 2017

Creando hueso con células de la piel

Después de un accidente o una enfermedad degenerativa, muchos pacientes necesitan recurrir a injertos propios o implantes artificiales para tratar sus lesiones óseas. Aunque son muy útiles, estas soluciones no siempre consiguen reparar por completo el problema y en ocasiones provocan reacciones indeseadas, por lo que se investigan nuevas alternativas más adecuadas.

Una de estas opciones podría venir de la mano de las células reprogramadas, tal y como sugiere un trabajo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Sus autores, entre los que figura el español Iván Marcos Campos, investigador de la Universidad de Columbia y adscrito al Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, han conseguido desarrollar huesos en el laboratorio a partir de células de la piel. Estas células fueron alteradas para conseguir que su reloj interno se retrotrajera a un estadio primitivo y pluripotente que permitiera después convertirlas en otro linaje celular. De momento, sólo se ha probado en animales, pero estos investigadores auguran que su hallazgo abre la puerta a terapias reconstructivas personalizadas.

La posibilidad de desarrollar sustitutos de los huesos adaptados al paciente y con su mismo perfil inmunológico permitiría solventar cualquier lesión eliminando al mismo tiempo todos los problemas asociados.

"Es una opción muy interesante porque permite solucionar un problema óseo sin que esto suponga ningún perjuicio para el paciente. Ahora, en muchas ocasiones, se realizan injertos utilizando otro hueso sano del enfermo, con todo lo que eso implica", señala Marcos Campos.

Los sustitutos óseos generados en el laboratorio se colocaron en varios ratones a los que se evaluó durante 12 semanas. En ese tiempo, no desarrollaron ningún tumor ni sufrieron rechazo alguno. Al contrario, se comprobó que las células habían comenzado a integrarse en su organismo, a través de la formación de precursores de vasos sanguíneos; algo "clave, pues uno de los mayores problemas es lograr vascularizar el hueso, que es fundamental para garantizar su viabilidad", señala Marcos. Además, ese material tenía "las propiedades mecánicas adecuadas" y presentaba una buena osteointegración, entre otros signos.

31 marzo 2017

La columna y los deportes

Comparten sangre y apellido, así como el gusto por la estética y la pasión por el trabajo bien hecho. Y, aunque no se lo habían planteado nunca antes de esta entrevista, la columna constituye un elemento vital en sus respectivas profesiones. Fernando Álvarez-Sala (Madrid, 1958) trabaja con ella. La endereza, alivia sus dolores y la corrige para mejorar la calidad de vida de sus pacientes. Su hermano Enrique (Madrid, 1952) es arquitecto y las columnas son elemento vertebral de sus proyectos.

Sexto hijo de la familia, Fernando siguió el ejemplo paterno, médico cardiólogo y neumólogo, y motivado por su pasión por la anatomía se especializó en traumatología, en cirugía ortopédica y en cirugía de columna vertebral. Hoy, después de una carrera brillante como médico militar en el Hospital del Aire (de 1983 a 2017), dirige la unidad de Patología Vertebral en el Hospital Ruber Internacional, donde trabaja desde hace 25 años, plenamente convencido de que una columna sana mejora la calidad de vida de los pacientes.

En su opinión, este elemento fundamental en nuestro organismo tiene tres misiones: "Permite que nos pongamos de pie y protege en su interior la médula espinal, que lleva las funciones motoras a todo el cuerpo. Es también el sistema en el que se anclan todos los órganos y, además, nos da movimiento". Su discurso es pausado y reflexivo y, mientras habla, regala una sonrisa tímida. Cómodo en las distancias cortas, explica su trabajo con claridad y paciencia de maestro.

Por su consulta han pasado deportistas de élite y empresarios, de los que prefiere no revelar sus identidades. "Pon cualquier nombre y seguro que aciertas", sugiere su hermano Enrique, segundo en el escalafón de la familia. Su nombre saltó a los medios en 2017, cuando junto a Carlos Rubio Carvajal, su socio del estudio Rubio & Álvarez-Sala, dirigió la construcción de la imponente Torre SyV en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Con 236 metros de altura y 58 plantas, es la tercera columna más alta de España y, sin duda, el proyecto del que se siente más satisfecho.

"Está emplazada junto a las obras de otros arquitectos conocidos en el mundo entero. Son buenísimos, por eso han hecho tantas cosas, pero es evidente que para ellos un edificio así en Madrid no les supone el encargo de su vida y no tuvieron la obsesión que vivimos Carlos y yo. En todas partes se hablaba de ella desde que se comenzó a construir y, además, está en nuestra ciudad. Desde que se nos encargó el proyecto, nos sentimos privilegiados porque sabíamos que pocas veces íbamos a tener otra opotunidad de hacer algo así", explica sobre el edificio que parece querer acariciar el cielo madrileño. Locuaz y ocurrente, el arquitecto encuentra en el coloso vertical un guiño que le conecta con la profesión de su hermano: "Aunque la arquitectura es estática y la columna vertebral es una estructura sofisticadísimamente articulada, con sus 120.000 toneladas de peso la Torre SyV tiene movimiento. Oscila 80 cm, balancea 40 hacia cada lado. Si no, no sería capaz de aguantar erguida". Gracias a este vaivén, la cima del edificio puede soportar vientos muy superiores a los que se producen a ras de suelo, con ráfagas de hasta 100 km/h en días aparentemente normales.

La mirada profesional de Fernando se dirige a la horizontalidad de una mesa de quirófano. "Con la operación que más disfruto es con la escoliosis idiopática del adolescente. A niños con la columna completamente torcida les hago una maniobra y quedan derechos. Suelen ser intervenciones de cuatro o cinco horas en las que se ponen dos implantes de titanio en cada vértebra. Sin duda, es el tipo de operación más apasionante de cuantas hago", especifica. Realiza una media de entre 450 y 500 cirugías al año. "Habré hecho más de 15.000 intervenciones de espalda a lo largo de mi vida", calcula. ¿Las más complicadas? "Las deformidades y las reinserciones vertebrales completas, que consisten en quitar las vértebras sin dañar la médula espinal. Y uno de los retos más difíciles que hay es el de operar a una persona con Parkinson, porque suelen ser pacientes mayores y que tienen los nervios atrapados".

Si algo se complica en quirófano, Fernando recurre a la experiencia. Y aunque Enrique tiene más tiempo para preparar los proyectos, debe asumir la responsabilidad de cuestiones que no lleva a cabo directamente: "Como arquitecto respondo incluso de los ascensores, pero en mi profesión no se puede controlar todo. Por ejemplo, la mayoría de las veces no conozco al usuario final de nuestros edificios. En cambio, enfermo y médico tienen una relación directa y el paciente suele elegir qué doctor quiere que le trate", reflexiona Enrique, uno de los profesionales que más están contribuyendo al cambio de la capital.

Desde su estudio ha firmado junto a Carlos Rubio más de 6.000 viviendas para las principales inmobiliarias, promotoras, gestoras y cooperativas de nuestro país, así como espacios administrativos y públicos, entre los que destacan la sede de la multinacional Indra en Alcobendas (Madrid), la embajada de España en Rabat (Marruecos) o el entorno del Lago de España en la Expo 92 de Sevilla, entre otras.

El estudio formó parte del equipo M-Río, que realizó una impresionante actuación urbanística en Madrid junto al Manzanares. Para esta zona lúdica de la capital crearon la pasarela de Almuñécar, un puente de una sola pieza, de 43 m de largo y cinco de ancho, fabricada en fibra de carbono: "Tengo la suerte de repetir clientes. Como en todas las profesiones, si tu trabajo gusta y sale bien, te recomiendan y repiten", afirma. Fernando asiente y lo corrobora: "En mi caso funciona así. La influencia pública que tengo es poca, lo que importa es el trato personal y la química con el paciente. Y, por supuesto, que el resultado sea bueno. Muchas veces he tratado a todos los miembros de una familia y eso es porque, en el fondo, están contentos. Además, la demanda de salud y de bienestar es cada vez mayor. Puedes acostumbrarte a vivir en una casa pequeña pero, si estás enfermo, tienes que ir al médico y si puedes elegirás al que más garantías te ofrezca".

Gracias a la ciencia y a la investigación se avanza con pasos de gigante tanto en la prevención como en el diagnóstico y tratamiento de las alteraciones. En el quirófano, Fernando utiliza tecnología punta: "Cambia cada día. En mi profesión tienes que estar informado de lo último para utilizar lo penúltimo, lo que sabes que funciona. Aunque lo último hay que ir probándolo poco a poco. Hoy están en boga materiales con una base biológica (biomateriales) que buscan reflejar la flexibilidad y resistencia de los huesos para que el organismo se adapte mejor al material. Eso dispara el coste y el resultado a largo plazo es lo que más vale. La vanguardia tiene un riesgo".

Enrique comparte la opinión de su hermano: "En arquitectura tienes que ser más conservador. Hay que hacer una previsión muy larga en el tiempo y garantizar la obra. Después de un análisis riguroso y racional, cada proyecto debe dar la respuesta más adecuada a un problema y por eso no cabe destacar un material por encima de otro. Todo depende de cómo se usen y se les saque partido", añade este cirujano de Madrid, que predica con el ejemplo y en las fachadas de sus obras utiliza materiales tradicionales, como cerámica y piedra, así como otros más sofisticados, entre los que figuran los prefabricados de hormigón, el vidrio chaos core (que crea un curioso efecto de burbujas de cristal) e incluso los paneles de cemento compuesto de alta tecnología.

Lo cierto es que los hermanos Álvarez-Sala revelan gustos muy similares, hasta tal punto que Enrique ha construido la casa de Fernando en Asturias: "Le describí lo que quería y es maravillosa. Acertó", sentencia Fernando, que volvió a confiar en Enrique para rehabilitar su vivienda madrileña. "Diseñada por el arquitecto Antonio Lamela, no queríamos cambiar la estructura. Lo dejamos todo renovado, pero fiel al concepto original de los años 60", recuerda el arquitecto, mientras su hermano pone punto final a la entrevista. Los pacientes no deben esperar.

EL ARQUITECTO. Enrique Álvarez-Sala, de 60 años, es socio del estudio madrileño Rubio & Álvarez-Sala. Entre sus proyectos se cuenta la grandiosa Torre SyV (2004), que con sus 236 m de altura (58 plantas) rasca el cielo capitalino.
EL DOCTOR. Fernando Álvarez-Sala, de 54 años, dirige la unidad de Patología Vertebral del Hospital Ruber Internacional de Madrid. Cirujano ortopédico y de columna, posa con la espina dorsal que usa para explicar las dolencias a sus pacientes.

El ejercicio es bueno para la salud en general, pero también puede resultar perjudicial para la espalda. El doctor Fernando Álvarez-Sala previene sobre distintas disciplinas atléticas.
CORRER. "El peso puntual se multiplica por cuatro veces el del cuerpo cada vez que se pisa, lo que supone cargar la espalda. Recomiendo llevar zapatillas blandas".
TENIS-PADDLE. "En los juegos de raqueta, lo más importante siempre es calentar bien y, al terminar el partido o el entrenamiento, realizar estiramientos de la columna lumbar".
ESPECIALIDADES. "En los casos del baloncesto o del fútbol la columna está desprotegida, pero estos deportes en sí no son muy dañinos porque el impacto no es constante".
NATACIÓN. "Es el deporte ideal, eso sí, si se padecen dolencias lumbares es mejor evitar nadar a braza para no hacer una hiperlordosis lumbar. Además, es bueno caminar por el agua".
WINDSURF. "Al igual que la vela, resulta dañino para la columna vertebral porque conlleva mucha tensión con fuerza y se sobrecargan los discos cervicales y lumbares".
GOLF. "Parece perjudicial para la columna, pero mi experiencia me dice que los pacientes operados han jugado bien y permito hacerlo tras una intervención".
EQUITACIÓN. "Es muy mala para la salud de la columna, por eso debe practicarse siempre con una faja lumbar. Lo mismo ocurre en el caso de la halterofilia y de las pesas".
ESQUÍ. "Lo más importante es protegerse ante una caída: hay que intentar caer de lado, nunca de espaldas o de frente, sin apoyarse y dejando que el cuerpo ruede".
CICLISMO. "Requiere mucho esfuerzo lumbar. La postura es muy mantenida, pero si se hace de manera paulatina no tiene por qué dar problema alguno".

06 marzo 2017

Construyendo al hombre biónico

Los niños se acercan con estupor al hombre biónico. Sentado en una silla ergonómica, Rex (así se llama) exhibe sin pudor su corazón, sus pulmones, sus riñones, su bazo, su páncreas y su tráquea mecánica, mientras la sangre artificial corre por sus arterias y la cámara que lleva instalada en las gafas envía señales a un microchip que lleva implantado en la retina.

«Ahora mismo está en posición de reposo y no responde a los estímulos», explica Ling Lee, del Museo de Ciencia de Londres, ante el primer pelotón de curiosos. «Los técnicos le están dando los últimos retoques, aunque si venís otro día podéis hacerle preguntas y haceros una foto a su lado».

«¡Pues si se pone de pie, yo salgo corriendo del susto!», advierte un niño. «¡La cara parece tan real!», proclama una niña a su lado, sin duda la más curiosa: «Me pregunto por qué no tiene intestinos ni estómago».

«Por dos razones», responde la profesora Lee. «Porque no necesita comer ni beber. Y porque todavía no hemos encontrado un laboratorio donde fabriquen esos órganos artificiales con garantías de éxito. Aunque todo llegará con el tiempo».

Con el tiempo, Rex será capaz de ponerse de pie y avanzar con sus dos metros largos, gracias a su poderoso exoesqueleto. De momento, el humanoide está dotado de una inteligencia artificial muy básica que le permite responder a los estímulos, pero no pensar por sí mismo. Cuando habla, lo hace además con una voz sintética y sin abrir la boca. Su cabeza tiende a ladearse y su rostro de cera tiene una expresión inmutable e inquietante.

«Es emocionante, pero da miedo hasta dónde puede llegar la ciencia», reconoce Bertolt Meyer, el psicólogo suizo que sirvió de modelo humano para la creación de Rex. «Podemos llegar a un punto en que la tecnología vaya más allá de la evolución. Seremos capaces de crear superhumanos, con todos los riesgos que conlleva. Aunque por suerte Rex no se ha rebelado de momento como Frankenstein».

Rex (que debe su nombre a la contracción de robot y exoesqueleto) es al fin y al cabo un producto televisivo. La idea partió del Canal 4 británico, que esta misma semana ha emitido el documental Cómo construir un hombre biónico, recreando la vida y milagros del ingenio mecánico, que ha costado 800.000 euros y ha requerido la participación de 18 laboratorios y universidades, en calidad de donantes de órganos artificiales.

El modelo humano, Bertolt Meyer, fue elegido por su interés en la robótica y por su experiencia personal con la prostética. Nació sin la mano izquierda y desde hace poco lleva una compleja mano artificial que le permite coger los objetos y girar la muñeca con toda naturalidad.

«Toda mi vida he seguido los avances en tecnología biónica, pero hasta hace cinco años no ha existido realmente una explosión en este campo», certifica Meyer. «Los científicos son capaces de cosas increíbles: el futuro es realmente esperanzador para los discapacitados». Meyer admite, sin embargo, que le costó digerir la idea de tener un doble biónico, como puede comprobarse en el documental. «La primera reacción fue de incredulidad y extrañeza. Me daban náuseas hasta que me familiaricé con la idea. Había quienes le llamaban Bio-Bertold».

Para darle más credibilidad al asunto, la firma Cavandish Imaging realizó una copia tridimensional del cráneo y del rostro de Meyer. Las manos de Rex, creadas por Touch Bionics de Glasgow, son incluso más avanzadas que la de su modelo humano, con una tecnología que permite activar la mano con impulsos eléctricos, con 26 posturas y gran movilidad en los dedos.

Los ojos artificiales han sido creados por la Universidad de California: las gafas captan las imágenes y las transfieren a un microchip instalado en la retina, que a su vez envía impulsos eléctricos capaces de ser procesados por el cerebro. Las orejas han sido creadas por la Universidad Macquarie de Sydney y consisten en implantes en la parte interior del oído que estimulan las fibras nerviosas. El corazón artificial es obra de SynCardia, en Arizona, y es la pieza más valiosa del organismo de Rex (90.000 euros). La tráquea, fabricada por el Royal Free Hospital de Londres, ya ha sido probada con éxito en el 2011 en un paciente de Suecia.

Richard Walker, de Shadows Robotics, ha ensamblado todos los órganos de este rompecabezas y es el máximo responsable de su funcionamiento. «Rex es un humanoide incompleto, pero es increíble la cantidad de órganos que hemos sido capaces de ensamblar en tan poco tiempo». El hombre biónico seguirá deleitando a niños y no tan niños durante un mes en el Museo de Ciencias de Londres, antes de emprender el vuelo al Instituto Smithsonian de Washington en primavera. En verano, su corta vida tocará a su fin. Todos los órganos artificiales volverán a su lugar de procedencia y Rex no será más que un prometedor y preocupante recuerdo de la capacidad tecnológica del ser humano.

«Es emocionante, pero da un poco de miedo pensar hasta dónde puede llegar la ciencia»
2017: El Canal 4 de la televisión británica decide rodar un documental sobre la construcción de un 'hombre biónico'. 2011: El psicólogo suizo Bertolt Meyer, con un brazo prostético, se ofrece como modelo y 18 laboratorios contribuyen a su construcción. 2017: Se emite el documental y el humanoide se expone en el Museo de Ciencia de Londres.

26 junio 2016

Créditos con ASNEF

Obtener un préstamo figurando en las listas de ASNEF es algo difícil, pero no es imposible. Con la gran variedad de productos de financiación que tenemos hoy día, conseguiremos de momento hasta 750€ en nuestra cuenta bancaria. No tenemos más que comparar entre las ofertas más baratas de créditos con ASNEF que hay en el mercado para poder conseguir en unos minutos el que mejor se ajusta a nuestro perfil como futuro cliente.

Nos podemos retrasar en el pago de una factura de la luz o del teléfono, hecho que puede provocar que nuestros datos terminen inscrito en la lista de morosos como ASNEF, RAI, EXPERIAN, BADEXCUG y otras.... Aunque bien es cierto que hasta hace muy poco conseguir financiación estando en la lista de morosos era complicado, ahora con los créditos rápidos online, estar en las listas de ASNEF ha dejado de ser un inconveniente.

Dependiendo de cual sea nuestra necesidad podremos acceder a créditos rápidos, préstamos con garantía hipotecaria, minicréditos con ASNEF, préstamos personales o minicréditos con ASNEF.

Ya existen compañías de financiación privadas que nos permiten conseguir minicréditos con ASNEF con las mismas condiciones que si no tuvieramos ninguna deuda

Con los créditos con ASNEF podemos conseguir hasta 750€ en menos de 10 minutos , a devolver en 30 días. Para contratar esta variedad de microcréditos con ASNEF lo haremos online, lo que nos permitirá hacernos con el dinero que precisamos sin pasar por largos papeleos. No hay más que aportar nuestros datos personales y bancarios y a continuación recibiremos una respuesta rápida sobre el estado de nuestra solicitud. Una vez nos han concedido el crédito, recibiremos en minutos la transferencia del crédito con ASNEF en nuestra entidad bancaria.

Si la cantidad que nos hace falta es superior a los 1.000€, contamos con otras opciones. Una de ellas sería pedir los créditos rápidos con ASNEF a empresas privadas con las que podemos conseguir algo más de dinero que con los mini-créditos con ASNEF, eso sí, sería a devolver en un periodo de tiempo más largo, que irá variando dependiendo del prestamista con el que estemos tratando.

Si el dinero con los créditos con ASNEF sigue sin ser suficiente, hay otros que nos permitirán conseguir cuantías más altas. Una de esas variedades serían los préstamos con ASNEF y garantía, que se pueden conseguir si se tienen coche o casa, para ponerlos como garantía. Como la cantidad es superior, el plazo de reembolso también es mayor, pudiendo llegar hasta los 15 años o incluso más. Hay que vigilar estos préstamos con ASNEF ya que si no pagamos en su tiempo, corremos el riesgo de perder lo que hemos puesto como garantía.

Cabe remarcar que solicitar un crédito con Asnef a una compañía que preste dinero a clientes que son morosos y están en la lista negra, no implica que se lo vayan a conceder, analizarán el perfil del cliente y de que se cumplan sus condiciones, que suelen ser:

Haber cumplido la mayoría de edad. Tener la residencia española, pues en el caso de no ser residente, las posibilidades de solicitar préstamos con Asnef se verán reducidas.

Tener unos ingresos regulares y suficientes para devolver lo pedido, no tiene porque ser una nómina oficial, basta con una pensión o demostrar que se está cobrando la prestación por desempleo.

Si lo que se piden son préstamos con ASNEF con garantía hipotecaria, hay que disponer de una vivienda a nuestro nombre totalmente pagada o con una hipoteca a punto de acabar.

25 junio 2016

Ana Rosa y la Campos se llevan al matar

Repaso las revistas y me topo con Michelle Obama como protagonista de dos encuentros mediáticos. Uno, con Carla Bruni en la conmemoración del desembarco de Normandía. Los titulares de siempre: que las dos iban de blanco, esperado cara a cara entre primeras damas, sencillez y elegancia. Un aburrimiento. En cambio se le ha dado menos cobertura a la visita de Nancy Reagan a la Casa Blanca. 

Apenas un par de imágenes con sus actuales inquilinos y un pie de foto para contar que vuelve a su antigua residencia para preparar los actos de homenaje a Ronald Reagan en el centenario de su nacimiento. Nancy está diminuta, menguante, casi nonagenaria. Cuesta recordar que fue ella la que acuñó el infame slogan antidroga Just say NO, al que algunos contestamos Just say KNOW. Dejando a un lado el lado panfletario, ha sido una de mis primeras damas favoritas.

Primeras damas de la televisión hay en todos los países, es un título que debería ser oficialmente ratificado en el BOE. Soy adicta a la búsqueda semanal en Youtube de los mejores momentos de las estrellas catódicas latinas, sobre todo de las argentinas, insuperables. Les invito a que exploren las presentaciones y exabruptos de Mirtha Legrand, los despistes de Susana Giménez, la lengua locuaz de Moria Casán, las meditaciones zen de Nacha Guevara. Impagables. 

Como es lógico, un encuentro televisivo entre alguna de estas divas es pico de audiencia y comentario nacional. Las confluencias entre Susana y Moria son divertidos, desenfrenados. Pero cuando se sabe que se van a juntar Susana y Mirtha, todo el mundo contiene la respiración esperando el desenlace. En una de esas entrevistas Susana se arrodilló ante Mirtha, mostrando una humildad impostada que la nominó como vencedora de la refriega.

Así, como si de una pelea entre púgiles se tratara, dando puntos a cada contrincante, Sálvame cubrió la noticia del encuentro de la semana, la visita de María Teresa Campos al programa de Ana Rosa Quintana. Segundo choque de titanas con motivo de la presentación del libro de memorias de la primera. En la primera ocasión, el pasado otoño, la razón era el regreso de Campos a Telecinco. Gracias a internet pude seguir round tras round, aún hallándome fuera de España. ¿Mi veredicto como árbitro experto en choques sobre la lona? Aquel primer acercamiento fue boxeo puro, a ceja abierta, gancho, derechazo, amago de golpe bajo. Este segundo ha sido más lucha libre mexicana o pressing catch nortemericano, combate perfectamente coreografiado con sofisticadas llaves y retorcimientos. Ambas contendientes reconocen el morbo que despiertan estos enfrentamientos y han aprendido a pegarse tiritos (Ana Rosa dixit) que enardecen al televidente. Puyas reales o ficticias, eso es lo de menos.

Imposible dar un vencedor, hay que levantar los brazos de las dos, empate técnico. Mérito de ambas. Pero hay que reconocer que, aunque la lucha tenga lugar en casa, es más difícil entrevistar que ser entrevistado, y Ana Rosa ya lleva dos a su favor. Se puede marchar tranquila de vacaciones.

24 junio 2016

Andreíta la hija fea de la Esteban

Código de honor. Belén Esteban es una mujer de palabra. En San Blas los códigos de honor son férreos y si alguien promete algo, lo cumple, ¡y punto en boca! 

Por eso se enojó (por ser finos) porque los periodistas que fueron a ver cómo recogía a Andreíta de su puente en Ambiciones no cumplieron su palabra. El pacto consistía en que Belén Esteban les daba unas declaraciones diciendo una cosa y poniendo cara de estar queriendo decir lo contrario (ejemplo: «sí, la niña se lo ha pasado muy bien», frunciendo el ceño, poniendo mueca de asco y volviendo los ojos en blanco, de esa manera que sólo Marujita y ella saben hacer) y que los paparazzi no se abalanzaran sobre Andreíta. 

Pues bien, los periodistas del Ave (que es una especialización, como la de periodista deportivo) rompieron el pacto y se abalanzaron, como bien contó ella en El programa de AR (T5). Es lo que tiene crear noticias de la nada. Que una niña vaya a pasar el puente con su padre no es gran cosa, pero Belén lo había convertido en todo un acontecimiento.

Novios o no. En San Blas los códigos son inamovibles pero en el mundillo de los medio famosos también. No caen en el incesto de milagro. La endogamia es alarmante y se intercambian novios como si jugaran a los cromos. En Está pasando (T5) aportaban la noticia de que Ariadne Artiles (ex Fonsi Nieto) podría estar saliendo con Israel Bayón, amigo íntimo de Nieto y ex de Vicky Martín Berrocal. Hombre, eso no es noticia. Lo raro sería que Artiles estuviera ennoviada con alguien que no fuera ex de alguien del couché. En las imágenes se les ve paseando, riendo y comiendo helados, es todo tan de comedia romántica, que uno empieza a pensar si será verdad o no que son más que amigos.

Lengua viperina. El asunto Montiel/Tous es de lo más dadaísta que se ha dado últimamente en el panorama rosa. Esta semana hemos podido ver a Sara, comentando viperinamente que esas apariciones televisivas de su hijo reclamando su herencia, debe ser cosa del manager, que «está muy mayor y le ha aconsejado mal». Ella lo decía como si no supiera muy bien de qué va la cosa y lo cierto es que cuando oímos hablar al cantante Zeus Tous (que no hay que ser Jodorowsky y estudiar sus genealogías para saber que, con ese nombre, estaba predestinado al espectáculo) es como si mamá Sara y él vivieran en continentes distintos. Pero no, según nos informan en Tal cual (A3) Zeus no ha abandonado aún el hogar materno y, hombre, la casa de la Montiel es apañada, pero no es precisamente el Palacio de Liria (aunque la decoración lo emule).

Crónica anunciada. Como coda, lo que tenía que pasar antes o después. Rosario Mohedano (menos conocida como Chayo) ha roto con Antonio. La noticia nos la dan en exclusiva en Tal cual.. (A3) pero eso es lo de menos, lo increíble es que dicen, con absoluta seriedad, que «no ha sido por terceras personas». Ya, que Rocío y Desiree/Parton hayan contado con pelos y marcas cómo se acostaban con Antonio mientras era el novio de Rosario, no ha tenido nada que ver, en absoluto.

Terror al compromiso. Cuando un hombre se pone a hablar del concepto espacio/tiempo conviene empezar a temblar, a no ser que el sujeto sea filósofo o físico. Como ninguna de las dos es la profesión de Fran Rivera, Elisabeth Reyes, como es lógico, debió echarse a tiritar cuando el diestro le vino con lo de que necesita su espacio y tiempo Bueno, según comentaba Carmen Ro tanto en Espejo público (A3) como en Madrid a la última (Telemadrid) no fueron exactamente esas las palabras, pero el concepto es exactamente el mismo. Él dijo algo de que quiere centrarse más en los toros, que equivale a un «no estoy preparado para una relación seria» y/o «acabo de salir de una historia complicada no puedo comprometerme».Vamos, que el muchacho no acababa de verlo claro y ante la posibilidad de que fuera demasiado tarde, ha decidido no coger el toro por los cuernos.

Dilema moral. En Supervivientes (T5), esta ha sido la semana de Iván. No soporta pasar hambre y ha recurrido a todo tipo de estratagemas para que le saquen de allí (si se marcha voluntariamente tiene que pagar unos 78.000 euros a la productora). Aduce que está demasiado delgado y que no tiene reservas. Esperamos que antes de entrar, un médico (y él mismo) hubieran observado que, en efecto, no tiene de donde sacar, así que la disculpa no nos vale. En cualquier caso, le ha pasado lo peor, que es salir nominado con Cuca; el dilema moral en las votaciones va a ser complicado. Pero estamos contentos, los chicos y las chicas estarán juntos. La combinación «agua-Matías» (teniendo en cuenta lo que pasaba en GH cada vez que entraba en el jacuzzi) nos va a dar mucho juego.

«Yo conozco al Golosina desde que no tenía pechos»
Jimmy Giménez Arnau
Haciendo gala de su incorrección habitual. En Sálvame (T5).

«Mi hijo está totalmente confundido»
Rocío «ex Güiza»
Según ella por Dani. Quizá le confunde más que su madre narre en la tele sus actos sexuales.Tal cual.(A3).

«Yo no soy King Kong, pero tampoco Blancanieves»
Juanito «El Golosina»
Una de las decenas de frases míticas en Supervivientes (T5).

«Tengo más clase que tú durmiendo»
Manuel A Astry
Durmiendo no sé, pero viendo el traje y los zapatos que llevaba, despierto, no. En Mujeres y hombres (T5).

23 junio 2016

Belén Esteban siempre cuenta lo mismo y no cansa

Tengo el llavero conmemorativo de la comunión de Andreíta. Y lo guardo como oro en paño. Me da morbo. 

Tiene toda la pinta de convertirse en un objeto de culto; estoy convencido de que si espero un poquito puedo sacarme un puñado de euros subastándolo en eBay. No falla: cuando alguien me para por la calle no es para preguntarme por Elsa Pataky o Isabel Preysler, sino para saber de primera mano el último capítulo de la vida de Belén Esteban (por cierto, se ha reconciliado). Y no deja de asombrarme, la verdad, porque la Esteban lleva contando la misma historia desde el principio de los tiempos y no cansa. 

Al contrario: produce adicción. Es droga dura. Trabajo con ella en Sálvame y la observo con curiosidad de entomólogo. Intento descubrir el secreto de su éxito -o de lo que sea-, pero todavía no he dado con la fórmula. Tengo ligeras ideas: tiene una gran rapidez mental y un background de barrio que renueva día a día con la savia del bloque. 

Recuerdo que una vez que le dio un bajón de azúcar fui a verla al hospital y contemplé una escena almodovariana (no me gusta utilizar este adjetivo porque creo que está devaluado, pero sin lugar a dudas es el más adecuado). Belén recibía la visita de sus vecinos y la trataban como a otra vecina más y no como ese descomunal animal mediático que es. Ella decía «pues ya ves, hija, aquí me tienes» y me recordaba a Blanca Portillo en Volver. Es ahí donde radica la atracción que ejerce Esteban: la popularidad no le ha empujado a abandonar a los de su clase. Engancha porque es verdad. Descarnada, vulgar y caótica pero verdad. Con las revistas del corazón me pasa lo mismo: me quedo con Lecturas porque tiene mucho de galdosiana. Cuenta los avatares sentimentales de la clase media. ¡Hola! está repleta de finolis que viven a lo Chejov: sin romperse ni mancharse, pero conscientes de que pertenecen a una casta que tolera ciertas profesiones pero no las admite. Ejemplos: periodistas y gente del espectáculo.

Recoge ¡Hola! la foto de familia de los asistentes a una cena solidaria de la Fundación Aladina y la instantánea se convierte en un «ayer, hoy y siempre»: conviven las que fueron primeras figuras -y lo seguirán siendo- con las nuevas generaciones. Isabel Preysler y Tamara Falcó, Naty Abascal e hijos, Simoneta Gómez Acebo… Pero también vemos a Marta Robles, Martina Klein, Goya Toledo o Nieves Álvarez, que llegan limpias y aseadas a la cena e incluso las dejan pasar, pero jamás serán aceptadas como miembros de pleno derecho en este Bilderberg rosa. 

Y todo porque pertenecen a profesiones tan poco respetables -para ellos- como la comunicación o el mundo de las pasarelas. Consideran que una presentadora de televisión no deja de ser una vedette catódica. En este universo rancio y profundamente clasista aparece de una manera continuada Nuria González, la mujer de Fefé. Siempre con una media sonrisa y con la mirada a media asta, como si estuviera pensando en la resolución de un complejo problema matemático. O en cómo apañárselas para que le dé tiempo en una misma mañana a darse un masaje y recorrer las selectas tiendas de la milla de oro madrileña.

In illo tempore, Nuria (en la foto) era una aspirante a modelo que gracias a su relación sentimental con el diseñador Nacho Ruiz llegó a desfilar en pasarelas de primer orden. Mientras Fefé andaba en tratos amorosos con Mar Flores, Nuria era la confidente de Mar. Y cuando Fefé deja a Flores tras la publicación de las polémicas fotos de Interviu -recuerden, «En la cama con Lequio»-, 

Nuria González tarda aproximadamente un mes en enamorarse del empresario. La entiendo. Fefé despliega el manto de sus encantos y no hay mujer que se le resista. Dicen que es detallista, seductor, encantador, divertido y muy generoso. Lleva a Nuria como una reina y ella aprovecha la menor oportunidad para destacarlo. Hace algunos años, una amiga se encontró con ella y le dijo: «Qué abrigo más bonito llevas». 

La respuesta de González fue tajante: «De Chanel, sólo 400.000 pesetas. Barato, ¿verdad?». Aunque proviene del mundo de las pasarelas, Nuria es discreta y amable. Moderadamente bella. No pretende convertirse en la sucesora de Naty Abascal ni acaparar más flashes que ninguna. La aceptan porque no supone un peligro y porque es la mujer de un todopoderoso. Ha demostrado que el amor no tiene edad. Qué envidia.

Dicen que Tetro, la película que ha rodado con Coppola, es un truño. También es mala suerte que te llame un director como él y le salga un churro. Pero desde esta página me gustaría decirle a Maribel Verdú que no se permita estar triste ni un minuto por dicha contrariedad. Maribel es una de las mejores actrices de este país y del que sea. Dota a todas sus interpretaciones de una intensidad que roza el virtuosismo. Es un huracán escénico, un vendaval de talento incontenible a la que sólo le afeo que no comparta el secreto de su deslumbrante belleza. Por cierto: acabo de caer en la cuenta de que tiene un ligero parecido a Rania de Jordania. Será porque la Verdú es tan fascinante como Petra (la ciudad).

Tiene madera para convertirse en estrella de comedias musicales, pero Soraya sigue empeñada en sacar discos y en tomarse demasiado en serio ciertos aspectos de su profesión. Como por ejemplo, su participación en el Festival de Eurovisión. 

Ella está emperrada con lo del boicot y lo adereza con una teoría conspirativa; pudiera ser porque ese Festival es más raro que un perro verde. Sin embargo, debería dejar de lado su rebote y apuntarse ipsofactamente a clases de dicción, no para corregir, sino para mantener su extraña manera de pronunciar. Si tiempo atrás nos cautivó con su «poyeya», en Moscú nos hechizó cantando «la noche es pa-ta ti» en vez de «para ti». Sublime. Grandioso. Cuanto más imperfecta, más tirón tiene Soraya.