15 noviembre 2013

Gran turismo británico en la Costa Dorada

Aunque habitualmente el protagonismo informativo se centra en el boom los países de la órbita rusa, la tendencia al alza del turismo británico en la Costa Daurada continúa afianzándose de cara a la temporada de 2014. 

El segundo mercado extranjero –sólo por detrás de Francia– ha dejado este año en el litoral tarraconense más de medio millón de visitas, el 22% de todo el turismo internacional. 

Según el turoperador Jet2holidays, que ya ha duplicado a fecha de hoy la previsión de reservas para la próxima temporada, la fortaleza de la demanda les ha sorprendido hasta el punto de que han decidido multiplicar por tres el número de vuelos semanales, de 5 a 14, y ampliar el calendario del destino desde principios de mayo hasta el final de septiembre.

"Hemos planificado 14 vuelos sin caer en una previsión demasiado optimista; creemos sinceramente que este número puede variar al alza", explica el CEO de Jet2, Steve Heapy, cuya compañía prevé gestionar el viaje de 25.000 turistas (frente a los 10.000 de 2013) llegados del norte de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. 

Los directivos valoran especialmente el alto porcentaje de packs vacacionales completos que se contratan con destino a Reus, "un aeropuerto en el que el 80% son paquetes, frente a otros como Alicante con el 30%".

El crecimiento de Jet2 sirve de ejemplo sobre la fortaleza de este mercado en el litoral central de Tarragona. A través de su agencia receptiva NT Incoming, requiere una constante ampliación de los cupos de plazas en los hoteles. 

En la actualidad trabajan con unos 35 en la Costa Daurada, aunque confían en llegar a los 45 el año próximo. El gerente del Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona –gestor de la marca Costa Daurada–, Octavi Bono, recomienda a los empresarios diversificar su clientela: "El mercado ruso ha concentrado la atención en los últimos años, pero el británico siempre ha sido un turista estratégico para nosotros; nos conocen y nos aprecian, tienen un elevado gasto en sus hoteles de alojamiento, un alto índice de fidelidad y rompen la estacionalidad".

El director general de NT Incoming, Jordi Matas, reconoce que los operadores rusos pueden asumir precios más altos pero considera que el mercado británico es una buena inversión que garantiza el lleno total: "En 2012 y 2013, al igualarse los precios, ha existido un trasvase de turistas rusos desde Tarragona hacia la Costa Brava; algunos hoteleros no han tenido tiempo de reacción al no verse cumplidas sus expectativas, porque el cliente británico casi siempre compra con mucha antelación".

Este buen comportamiento del mercado británico y, en general, del turismo extranjero ha sostenido al sector turístico de Tarragona en 2013. 

A pesar de que los valores totales de ocupación permanecen este año relativamente estables (87,5% de las plazas ocupadas en julio y 94% en agosto), el análisis de los datos del sector hotelero de la Costa Daurada central en el último trienio revela cambios en la estructura de la demanda, agudizados en la presente temporada: la caída del mercado español, con los peores números de la década, contrasta con las cifras récord de turistas internacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario