21 mayo 2014

Aena ha congelado el cobro de tasas

Las aerolíneas que operan en España no podrán cargar sobre el aumento de las tasas aéreas la evolución del tráfico de pasajeros en 2015. 

Aena, el operador aeroportuario perteneciente al Ministerio de Fomento, congelará el año que viene las tarifas que cobra a las compañías aéreas; una medida con la que asume las demandas que el sector presenta desde hace dos años.

Durante ese periodo, las relaciones entre Aena, presidida por José Manuel Vargas, y las aerolíneas que operan en los aeropuertos españoles han sido muy tensas. Señalando un "déficit de tarifa" millonario, Vargas aplicó fuertes subidas de tasas en 2012 y 2013 como parte de su plan de reestructuración financiera de Aena y de cara a aumentar el atractivo de la empresa para inversores interesados en su privatización. 

Presionadas además por el entorno económico, aerolíneas de bajo coste como Ryanair o easyJet y tradicionales como Iberia, retiraron tráfico de España y 2013 fue para Barajas, el principal aeropuerto de la red, un ejercicio nefasto. Su tráfico cayó por debajo de los niveles de 2006, cuando se inauguró la T4.

Un acuerdo firmado entre el gestor y las compañías el año pasado permitía al primero ampliar las tasas el 4,5%. Sin embargo, ya el año pasado Aena completó parte de su plan financiero alcanzando unos beneficios de 715 millones. 

La entrada de socios privados se ha aplazado pero los ahorros de costes generados –320 millones– dan mayor flexibilidad a la empresa para allanar el camino a las aerolíneas que estudien ampliar rutas y operaciones en España.

El coste de la medida ascenderá a 151 millones de euros, ya que también se prorrogan las bonificaciones a las nuevas rutas. 

El presidente de Aena trasladará hoy la propuesta a las principales asociaciones aéreas y aerolíneas que operan en España. Posteriormente, propondrá a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), como paso previo a su inclusión en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

"Hay una oportunidad de seguir incentivando el crecimiento del tráfico y en la medida que seamos capaces de mantenerlo o favorecerlo, también será más interesante para la compañía de cara a los inversores", justificó Vargas.

Al igual que otros indicadores de actividad económica como las ventas de automóviles o las pernoctaciones de turistas, el tráfico aéreo también registra mejoras. 

Ana Pastor, ministra de Fomento, apuntó ayer que los movimientos de pasajeros crecieron un 9,2% en abril en el conjunto de la red, hasta los 16,2 millones, con un incremento del 4% del tráfico doméstico, la primera subida en 30 meses, y un 12% de la demanda internacional.

El efecto de la Semana Santa, celebrada este año en abril juega a favor del optimismo pero el hecho es que de enero a abril, el tráfico repuntó un 4%. 

Pastor indicó además que las reservas de asientos iniciales para el verano superan las previsiones de crecimiento del 7%, lo que supone una buena noticia para el sector turístico, que aunque celebra el récord de turistas internacionales echa de menos a los españoles, la mitad de su negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario