11 abril 2013

Lo importante es viajar barato

Cada vez cuidamos más nuestro bolsillo. Y más en época de crisis. Las marcas blancas, los cupones descuento o las compras de stocks a través de la web se han convertido en formas más que habituales de ahorro. Parece que menos es más. O por lo menos, los estudios así lo avalan.

El consumidor, inseguro ante la prolongación de la actual situación económica, sigue inmerso en una sensación de desconfianza y ante una subida continuada de los precios, se muestra prudente en sus decisiones de compra, y en el último año mantiene el número de cestas (26 entre enero y febrero de 2012, las mismas que en esos meses de 2011) y la cantidad de producto que incluye en ellas, gastando lo mismo (27,3 euros en cada cesta), según el informe Radiografía de la distribución española, elaborado por la consultora Kantar Worlpanel.

El estudio pone de manifiesto que la marca de los fabricantes cuenta ya con una cuota de mercado del 35,2%, un porcentaje que ha ido ganando terreno en los últimos años y que casi duplica a la cifra que estas marcas suponían en 2000 (un 18,6%).

La crisis parece haber disparado la sensibilidad de los consumidores al precio. Así, el 23,1% de los españoles afirma que el precio es el factor más importante a la hora de hacer la compra, un 1,4% más que la cifra anterior tomada en 2011 y más del doble que la del año 2001. A ello se une que las promociones ganan terreno: uno de cada tres españoles asegura que compra las marcas y productos que están en descuento. Sobre estas promociones, las preferencias están claras. Un 71% de los compradores prefiere un descuento directo en el precio, aunque también un 47% se decanta por producto gratis y un 43% elige el 3x2.

Pero no sólo los consumidores están a la caza de los mejores precios en los supermercados. La Red también parece haberse convertido en otro canal en el que navegar para encontrar mejores oportunidades y más baratas. Los clubes de venta privada se sitúan entre las páginas más visitadas, ya que recibieron el 74% de las visitas y el 77% de las compras de moda online el año pasado. Actualmente, más de cuatro millones de españoles compran moda a través de Internet.

Como asegura Fernando Maudo, director general de vente-privee.com en España, "indudablemente, la crisis ha influido en el hecho de que el consumidor se ha vuelto más sensible al precio. Esto ha ayudado en parte al afianzamiento del concepto de club de venta online donde el factor de precio es uno de los mayores reclamos. Al margen de la crisis hay un fenómeno de consumo inteligente que ha surgido en Internet, el consumidor se convierte en un usuario más experto, hiperinformado y más sensible al precio".

Comodidad, ahorro de tiempo, artículos especiales y optimización de recursos económicos, es decir, precio es lo que busca el comprador que se decide por este tipo de fórmula a la hora de comprar. Al mismo tiempo, Internet permite a los clientes poder comprar desde cualquier punto y tener así acceso a marcas que no se encuentran en su proximidad geográfica.

El e-commerce o la compra por Internet tienen algo más de 15 años. En este tiempo internet ha cambiado completamente el comportamiento de los consumidores que se han acostumbrado a tener la posibilidad de elegir.

Según el propio Maudo "ha surgido un consumidor más exigente y más libre, activo, participativo y con voz propia, que además de comprar, comparte su experiencia. La principal diferencia está en la barrera de seguridad y confianza, la gente tenía reticencia para comprar porque simplemente no confiaba en esta modalidad de compra, hoy la confianza ha crecido hasta tal punto que más de un 40% de españoles han hecho a lo largo del año alguna compra en Internet. Por ello, podemos decir que estamos en un momento efervescente en España. Ocho de cada diez compradores, además, busca información y compara precios en Internet antes de comprar".

La moda, sobre todo textil y zapatos, así como decoración han sido las últimas en incorporarse a la cesta de los internautas, unas cestas en las que ya estaban presentes complementos, billetes de viajes, juguetes, gadgets electrónicos que por sus características eran más sencillos de comprar a distancia. Aún así, "hoy en día, el mercado de los clubs privados de venta, factories y outlets comprende algo más de un 12% de cuota de mercado en distribución", asegura Maudo.

La Red también ha hecho que muchos consumidores prueben nuevas experiencias. "Comprar con cupones permite a los hogares seguir dándose en tiempos como estos un capricho de vez en cuando", asegura Boris Hageney, cofundador y CEO de Groupon en España, Italia y Portugal.

Restaurantes, bienestar -tratamientos, spas y masajes- y hoteles -sobre todo escapadas de fines de semana- son los principales chollos por los que los españoles se decantan a la hora de comprar cupones online. "Los consumidores no sólo han visto en esta fórmula la gran ventaja del precio, sino que hemos educado a aquéllos que nunca se habían planteado probar servicios a que se aventuren gracias a los descuentos", dice Hageney. Unos descuentos, que pueden alcanzar el 70% y que hacen más que atractiva una oferta inabarcable y que no sólo atraen a consumidores, sino a empresas que "gracias a este sistema han promocionado su negocio y vendido por primera vez en Internet", añade el directivo. Sistemas low cost en los que todos salen ganando.

El estudio 'El nuevo consumidor: cambios profundos y oportunidades de negocio', elaborado por Creatufur y Esade, apunta el fin de la sociedad de consumo tal y como la conocemos y su sustitución por la sociedad de las '4 s': solidaria, segura, sostenible y secularizada. El informe diferencia tres mundos que marcan tres visiones diferenciadas desde el punto de vista del consumo. La tendencia es que las sociedades evolucionen del modelo del mundo amarillo al azul.

Mundo Amarillo (China, Brasil). El crecimiento del consumo desencadena el crecimiento de la riqueza y sus expectativas futuras.

Mundo Rojo: (España, Francia, EEUU). En plena crisis las empresas deben estar preparadas para enfrentarse a un largo periodo de baja propensión al consumo.

Mundo azul (Alemania, Suecia). El acto del consumo incorpora preocupaciones ciudadanas: compaginar el crecimiento con la sostenibilidad del sistema.

El estudio concluye que los sectores con más futuro son los de alimentación y salud; transporte y tecnología; equipamiento del hogar; ocio, restauración y turismo; comercio minorista/comercio online.

Es la cuota de mercado de las marcas blancas. Este porcentaje ha ido ganando terreno en los últimos años y casi duplica a el 18,6% que las marcas del fabricante suponían en 2000.

Es el porcentaje de españoles que afirma que el precio es el factor más importante a la hora de hacer la compra, un 1,4% más que la cifra anterior tomada en 2011 y más del doble que la del año 2001.

Es el porcentaje de españoles que admite que prefiere promociones que le ofrezcan precios más baratos, bien sobre un porcentaje del producto gratis o una oferta de tres productos al precio de dos.

Son los españoles que compran moda por Internet. Los clubes de venta privada se sitúan entre las páginas más visitadas, ya que recibieron el 74% de las visitas y el 77% de las compras de moda online.

Los clubs privados de venta, 'factories' y 'outles' comprende algo más de un 12% de cuota de mercado en distribución, La moda y la decoración han sido los últimos sectores en llegar a la cesta de los internautas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario