12 abril 2013

El turismo ha entrado en recesión

Después de la recuperación emprendida en 2010 y que parecía haberse consolidado en 2011, el turismo ha vuelto a tropezar con la crisis. Así, la recaída de la actividad económica ha tenido una réplica en este sector, considerado como el motor de Andalucía. Ello se ha traducido en un 2,4% menos de clientes para los hoteles y en una contracción del 2,5% de las pernoctaciones.

Según la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2012 los establecimientos andaluces hospedaron a 14,5 millones de personas, que disfrutaron de 41,2 millones de noches. En 2007, cuando se registró el récord en volumen de turistas que hicieron el 'check-in' en la región, se contabilizaron más de 16,1 millones, prácticamente el doble que la población autonómica.

La bajada experimentada no es exclusiva de la comunidad. De hecho, a nivel nacional el número de viajeros -sólo se incluyen los que durmieron en hostales o en hoteles- se redujo un 2,6% el año pasado con 83,2 millones, mientras que las pernoctaciones disminuyeron un 1,8%.

La única autonomía, de las seis tradicionalmente turísticas, que no se ha anotado tasas negativas es Islas Baleares, al aumentar sus parámetros casi un 0,2% y un 0,5% respectivamente. La que más ha sufrido ha sido Madrid, con una caída del 5,1% y el 6%.

Andalucía es la reina del turismo nacional, con el 19,5% del total de viajeros, al igual que Cataluña lo es del extranjero. Es por ello, que con el país en plena recesión, la región está soportando una mayor pérdida de visitantes.

Concretamente, llegaron 576.331 menos procedentes de otras zonas de la geografía española (-6,4% respecto a 2011 hasta 8,4 millones). Pese a que los internacionales crecieron un 3,9%, esto es 228.504 en números absolutos hasta 6,1 millones, no lograron paliar el desplome.

En pernoctaciones, la evolución es similar, con bajada del 7,7% de residentes y aumento del 3,8% de extranjeros, cuyos viajes suelen ser de mayor duración.

Por provincias, Málaga es la líder en recepción de turistas, al asumir el 30% de todos los que llegan de vacaciones a la región. La Costa del Sol sigue además como uno de los destinos nacionales más solicitados por los mercados internacionales. A continuación, como la segunda más demandada aparece Sevilla (16,6%), aunque a muy poca distancia se sitúa Granada, que con el reclamo de La Alhambra y Sierra Nevada en época de nieve capta al 15,2% de los visitantes. Tampoco queda lejos en la clasificación Cádiz (14,5%), lugar vacacional primordialmente de residentes en busca de sol y playa. En los últimos puestos están Almería (7,1%), Córdoba (6,8%) y Jaén, que sólo acoge al 3,1%.

En Andalucía, existen 2.096 establecimientos hoteleros contabilizados por el INE, con 177.862 plazas. El grado de ocupación medio anual por habitación se situó en el 48,8%, alcanzando el máximo en agosto, con el 66,2%, y el mínimo en diciembre (30,3%). A falta de conocer los datos generales sobre llegada de turistas en 2012, los resultados de esta encuesta ya anticipan que no serán positivos. En 2011, la comunidad recibió a un total de 21,8 millones de visitantes, un 2,3% más que el año precedente, que realizaron un gasto de 15.400 millones de euros.

La región, 'reina' del turismo nacional, recibe casi 600.000 visitantes españoles menos por la crisis.

14,5 millones de personas visitan Andalucía, el 17,4% del total de viajeros registrados en el país.

Año agridulce para la gallina de oro del turismo andaluz. La Costa del Sol logró en 2012 mantener estable la cifra de visitantes -con 9,1 millones de turistas-, pero vio cómo los ingresos se reducían en un 3% hasta los 6.515 millones de euros. Una caída que, además, se ha visto amortiguada por la positiva respuesta de los visitantes extranjeros, cuyo número ha crecido (un 3,1% más) así como el desembolso realizado, que repunta un 1,1% por encima de los 4.625 millones, informa J.A.Gómez. Por el contrario, la cifra de turistas nacionales se ha reducido hasta los 3,6 millones (-4 %), quienes realizaron un gasto directo en destino de 1.886 millones, un 13% menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario