18 abril 2013

El turismo verde está ganando adeptos

Hoteleros y huéspedes juegan un partido de tenis en el que uno demanda y el otro oferta. Y lo ecológico está en auge. Por ello, Fitur se hace eco de las peticiones del cliente y presenta en esta edición una amplia oferta -hotelera y de tecnología eficiente y sostenible- para un tipo de turismo que cada vez se solicita más, el concienciado con el medio ambiente, como reconoce Coralía Pino, responsable de proyectos del Área de Sostenibilidad y Eficiencia del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH).

En esta ocasión se presenta un tipo de turimo verde radical, como el que presenta Tailandia, que ha creado un itinerario denominado Ecoturismo y Aventura en Mae Kampong, donde disfrutar de las exóticas colinas sin dañar el medio ambiente, ya que la idea es que los viajeros se alojen en cabañas típicas de la zona, de forma que experimenten las costumbres de la vida local.

Un ejemplo que se mostrará en la Feria es el caso de Argentina, que acaba de ser premiada por la Organización Mundial de Turismo por su programa de hoteles sostenibles y verdes, un ejemplo pionero de inversiones para reducir el impacto medioambiental.

En España, conscientes de la importancia de esta premisa y dada la coyuntura económica actual, surgen con más fuerza las Empresas de Servicios Energéticos (ESE), que buscan mejorar la eficiencia de los complejos hoteleros sin que ellos asuman el coste de las nuevas instalaciones.

Las novedades del sector se expondrán en FiturGreen, que celebra su cuarta edición. Bajo el lema La Energía del turismo se debatirá sobre cómo aplicar esta tecnología en un mundo tan particular como es el del hospedaje, además de ejemplificar hoteles que ya han llevado con éxito caminos sostenibles.

Una de las empresas que inaugura hoy el salón verde será Prosolia. Su director de Servicios Energéticos, José Revert, se muestra optimista ya que una de las grandes ventajas de las ESE, correr con el coste de la instalación, es vista con buenos ojos por parte de los hoteleros. Ellos ven cómo mejoran sus instalaciones reduciendo un coste, aunque la mayor parte de ese porcentaje de beneficio, por haber asumido el riesgo de financiarlo, va a la propia empresa tecnológica. «Es un trasvase del riesgo -apunta Revert-, porque si no ahorro lo que he estipulado al hacer el plan, es problema mío y no del hotel como era antes, porque ahora ellos no ponen el dinero».

Desde ITH, además, creen que es un plus para el hotel contar con tecnología que contamine y gaste lo menos posible. Coralía Pino cuenta cómo, desde ITH, «incentivamos que un hotel, al hacer una inversión en eficiencia, no se quede sólo en eso, sino que lo venda a sus clientes».

No sólo los hoteles más apartados de las grandes ciudades, donde el paisaje y la naturaleza proporcionan una atmósfera perfecta para desarrollar un turismo verde, son los destinatarios de este tipo de políticas. En los hoteles urbanos también se puede conseguir. Como ejemplo, Copenhage (Dinamarca), que cuenta con un hotel de cero emisiones, algo que NH está desarrollando, aún como proyecto, en España.

Argentina o Tailandia son dos destinos exóticos que proponen convivir en armonía con la Naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario