11 marzo 2014

El Mobile World Congress busca atraer más turismo a Barcelona

Lejos de aquellas primeras ediciones herméticas y repletas de sesiones maratonianas de trabajo, el Mobile World Congress se ha convertido en un evento despampanante, una cita que mantiene en vilo a toda la ciudad y genera un volumen de negocio de 356 millones de euros en cuatro días. 

Su estrategia de ahora pasa por atraer a un público más heterogéneo gracias al tirón de la marca Barcelona, que permite promocionar el atractivo de la capital catalana entre los congresistas y acercar las novedades tecnológicas que se presentan en el Salón a los barceloneses.

La Shopping Night, que se organizará el jueves que viene en Las Arenas, o las rutas a museos y lugares emblemáticos de la ciudad son un buen ejemplo de esta expansión. 

Gran parte de culpa la tiene la Mobile World Capital, título que Barcelona ostenta desde 2013 y que gestiona a través de un patronato formado por el Ministerio de Industria, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, Fira de Barcelona y GSMA. 

Esta fundación ha decidido dar un paso al frente con la iniciativa Mobile Ready, que pondrá a disposición de ciudadanos y visitantes un amplio catálogo de actividades y propuestas en sectores como el comercio, el turismo o las infraestructuras.

Establecimientos, museos y destinos de la ciudad como la Casa Batlló o el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), se han sumado ya a la oferta de Mobile Ready y ofrecerán a sus visitantes la posibilidad de dar vida al dragón de Gaudí mediante la realidad aumentada o probar un vestidor virtual.

Por su parte, el Mobile World Centre, el espacio ubicado en la céntrica plaza de Catalunya, ofrecerá a partir del lunes una programación especial para acercar al ciudadano las últimas novedades en tecnología y soluciones móviles. 

En la planta baja Telefónica mostrará los terminales que nueve fabricantes exhibirán en primicia en el congreso de móviles, entre ellos Samsung, Sony, LG, Nokia, Motorola o Huawei. "Barcelona se abre a vecinos, turistas y emprendedores", resumió ayer el director de Fira, Agustí Cordón.

L’Hospitalet también quiere aprovechar el tirón del mastodóntico evento y llevará a cabo diferentes acciones para dar a conocer el potencial económico de la ciudad y posicionarse como destino de negocio. 

Así, sus hoteles contarán con una persona que atenderá a los congresistas, les informará sobre la ciudad y les facilitará un pack informativo con una guía de restaurantes y bares apadrinada por el cocinero Ferran Adrià.

Sin embargo, las numerosas protestas de estos días por la subida del precio del transporte público amenazan con coincidir con el Mobile Wolrd Congress al menos durante el primer día preocupan a la organización. 

El responsable del evento, John Hoffman, mostró su preocupación, mientras que el alcalde Xavier Trias pidió a la plataforma Stop Pujades que "reflexione" acerca de las "consecuencias negativas" que podrían acarrear las manifestaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario