29 marzo 2014

Alerta en el sector hotelero por el conflicto entre Ucrania y Rusia

El sector hotelero de Alicante está en alerta ante las repercusiones que el conflicto entre Ucrania y Rusia pueda tener en la llegada de turistas rusos a Benidorm y la Costa Blanca. 

El presidente de Hosbec, Antonio Mayor, advirtió ayer de que el turista ruso no suele confirmar sus paquetes vacacionales hasta seis semanas antes del inicio de la temporada alta. De hecho, el volumen de reservas realizadas ha crecido este año respecto a 2013, aunque falta que éstas después sean confirmadas.

Lo que preocupa más a los hoteleros y que consideran "un problema de fondo" es la práctica paridad entre la moneda rusa y el euro o el dólar. 

A la crisis política en Crimea se suma, como factor negativo, la caída del rublo en casi un 30% en el último año, lo que resta competitividad a los destinos de la Unión Europea, en favor de otros países como Turquía o Egipto, con monedas más baratas.

Esto para el presidente de Hosbec se traduce en que "la zona euro es cara", lo cual preocupa al sector turístico, que ya da por seguro "que va a tener incidencias porque somos menos competitivos que el año pasado". 

Los meses de junio, julio, agosto y septiembre son la época del año en la que la provincia de Alicante registra mayor afluencia de visitantes procedentes de Rusia, por lo que hasta dentro de unas semanas no podrá apreciarse si el factor monetario y la inestabilidad política inciden negativamente en el flujo de turistas. 

"Lo vemos con preocupación porque el turismo y la estabilidad deben ir unidos siempre y si ese binomio falla se generan expectativas negativas para el sector", apuntó Mayor.


Los hoteleros, aunque mantienen la calma, ven ya con preocupación la posibilidad de que se produzca a última hora una cancelación masiva de vuelos del Este con destino Alicante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario