17 octubre 2013

En tres años llegarán los hostels a Madrid

Madrid tendrá en el plazo de tres años un total de 20 hostels, albergues turísticos muy utilizados en el resto de Europa, y que en la región no se habían implantado por carecer de licencias que los regularan.

Fueron los propios empresarios del sector de la hostelería los que pidieron a los responsables de Turismo de la Comunidad de Madrid que se aprobara algún tipo de norma para esta actividad.El Gobierno regional confirmó ayer que está elaborando un decreto para regular este tipo de alojamientos. 

El objetivo del Ejecutivo es que estos establecimientos "ofrezcan una alternativa a los turistas a precios razonables y garantizando una calidad en el servicio y facilitando que las familias y los grupos de amigos puedan viajar y alojarse en habitaciones múltiples".

Los empresarios creen que este tipo de establecimientos, dadas sus características, deben de ubicarse en edificios exclusivos sin poder coexistir con el uso terciario, residencial público o privado.


Otra de las peticiones que han hecho es que se utilice la denominación correcta, como ya se usa en otras comunidades autónomas en las que se han aprobado decretos de albergues.

Si se cumplen estas dos sugerencias los empresarios estarán satisfechos con esta nueva figura del sector hostelero que creen ayudaría a aumentar el número de visitantes.

El Gobierno regional ha calculado que la aprobación de esta nueva norma permitirá la apertura de unos 20 hostels en el plazo de tres años, atrayendo a unos 500.000 nuevos turistas que optan por este tipo de establecimientos.

El Ejecutivo regional ya tiene peticiones de inversión de empresas y emprendedores interesados en abrir establecimientos de este tipo, "que gozan de gran aceptación en otras capitales europeas".

El Gobierno trata de abrir una nueva vía a la inversión y creación de nuevas empresas "y contribuir a la reactivación económica". El consejero de Presidencia, Salvador Victoria, explicó ayer que, en definitiva, pretenden dar respuesta a las demandas del sector turístico, "a la demanda efectiva de los hostels ya existentes".

Se calcula que en Madrid hay ya unos 15 abiertos que funcionan en un limbo legal. El Gobierno pretende "ordenar una actividad ya reconocida en otras comunidades autónomas, como Valencia y Extremadura, y en la mayoría de los países europeos".

La estimación es que hay ya unas 1.800 camas en este tipo de establecimientos en la región, con una ocupación media del 85%, muy superior al del resto del sector. Unas 250.000 personas visitan al año Madrid y sus localidades cercanas utilizando como base estos establecimientos.

El objetivo es ampliar el número de clientes hasta llegar a 750.000 turistas cada año, aumentado en 500.000 los cerca de 10 millones de turistas que vienen a la región anualmente.


La nueva norma que prepara la Comunidad de Madrid regulará los requisitos mínimos de este tipo de establecimiento. La característica principal de los hostels es que cuentan con habitaciones con literas para grupos (como familias, amigos…), pero también individuales y dobles.

Se clasificarán en una única categoría y se ubicarán en edificios integrales, tal y como querían los empresarios. En el precio del alojamiento se entenderán incluidos los suministros de agua, energía, climatización, uso de ropa de cama y baño y limpieza de habitaciones.

Los establecimientos que cuenten con un número inferior a 50 habitaciones deberán ofertar una habitación adaptada para personas con discapacidad. Los cuartos de baño podrán ser individuales o colectivos y estarán dotados de lavabo, inodoro y ducha.

Estos alojamientos deberán ofrecer a sus huéspedes acceso a medios telemáticos y ordenadores, así como a teléfonos. También deberán contar con lavadoras/secadoras para uso de clientes, desayuno e información turística y cultural de la Comunidad de Madrid.

La principal diferencia entre los hostels y los albergues juveniles reside en que los primeros deben estar abiertos al público en general, sin limitación de edad y ofrecer información turística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario