05 mayo 2013

Un fin de semana completito

Para los más incrédulos, basta con echar un vistazo al capítulo turístico de la página web de la Guía Repsol. Se propone una lista de hasta veinticinco ciudades de España y Portugal para descubrir, en tan sólo 48 horas, los rincones más destacados de cada una de ellas.

Allí encontrará todo tipo de planes, tanto gastronómicos (entre los que destacan los restaurantes que están reconocidos con los Soles Repsol), como culturales (museos, obras de teatro en cartelera, galerías de arte, monumentos históricos indispensables...), deportivos (vuelos en avioneta o globo aerostático, parapente, senderismo, escalada, incluso asistencia a partidos de fútbol...), nocturnos (los bares más cool, recorridos bajo la luz de la Luna...) y familiares (parques temáticos, museos infantiles...). Sólo tiene que elegir el plan que mejor se adapte a sus gustos y poner rumbo a la ciudad que prefiera.

Algunas localizaciones ofrecen, además, entre sus alternativas de ocio experiencias de todo tipo: zen, spas de última generación y una amplia oferta para ubicar el relax por encima de todo. Además de los clásicos recorridos turísticos, se proponen planes alternativos para los viajeros más sofisticados, los aventureros, los que viajan con la familia, los grupos de amigos, los que buscan tranquilidad para olvidarse de su estresante día a día, etcétera.



Entre los destinos seleccionados por la Guía Repsol, figuran Santander, Barcelona, León, Málaga, Zaragoza, Granada, Alicante, Cuenca, Segovia, León, San Sebastián, Pamplona, Córdoba, Santiago de Compostela, Valencia, Cuenca, Toledo, Valladolid, Sevilla..., a los que hay que añadir Lisboa como la única ciudad que se encuentra fuera de España. De la capital portuguesa, la sección de Ciudades en 48 horas de la Guía Repsol recomienda recorrer el barrio de la Alfama con su espectacular Castillo de San Jorge, comer en el atrio de un antiguo palacio como el de Páteo de Alfama, subir en el célebre elevador de Santa Justa, acercarse hasta el Parque de las Naciones, sede de la Expo celebrada en 1998 o cenar en el restaurante Tavares, en la rua Misericordia, entre el Chiado y el Barrio Alto, y que cuenta con dos Soles Repsol.

Cada una de las guías está planteada para iniciar el recorrido por la ciudad desde primera hora de la mañana hasta el final del día. Si tomamos otro ejemplo, la Guía Repsol propone para Madrid, como uno de sus imprescindibles, el llamado Triángulo del Arte, con incursiones en el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía.

Tampoco hay que perderse el Barrio de las Letras, el Parque del Buen Retiro o el Teatro Español, aunque sólo se llegue a éste, un antiguo corral de comedias, para observar su hermosa fachada desde la céntrica y bulliciosa plaza de Santa Ana. ¿Otra cita a tener en cuenta? Santander, elegancia urbana con vistas al mar. Para la Guía Repsol, en la capital cántabra hay que visitar sus playas, sus paisajes, sus paseos, sus parques... El Mercado de la Esperanza, el Gran Casino, el campo de golf, la playa del Sardinero o el faro de Cabo Mayor forman parte de sus imperdibles. Pero también merece la pena hacer una parada en el restaurante La Posada del Mar o en la marisquería Los Peñucas.

Otra de las rutas urbanas recomendadas para disfrutar en 48 horas es Logroño, donde no hay que perderse un paseo por el Espolón, salir de pinchos por San Juan o descubrir el centenario restaurante del Cachetero en la célebre calle Laurel. Una visita a las bodegas del Marqués de Riscal, diseñada por el arquitecto Frank Gehry, podría ser el plan perfecto para poner el colofón a la jornada turística.

Acabamos estas sugerencias con la ciudad de Granada, paraíso de los amantes de las tapas, del legado nazarí y del arte del Sacromonte. Pero el listado de ciudades para descubrir en dos días continúa en la página web de la Guía Repsol: sólo es cuestión de elegir... y disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario