12 mayo 2013

Ir a Inglaterra en barco

¿Por qué soportar el agobio del avión cuando puede embarcar en un ferry y llegar al sur de Inglaterra mientras disfruta del paisaje? Los destinos de Brittany Ferries, Plymouth y Portsmouth (a una hora y media deLondres), son la puerta perfecta para comenzar su viaje. Además, Brittany Ferries ofrece la posibilidad de reservar sus vacaciones con ferry más hotel, a partir de 473 euros/persona por dos noches en ferry i/v más 3 noches de hotel o minicruceros a partir de 160 euros/ persona.

La cadena española cuenta entre su oferta de cruceros con estos dos que se antojan irresistibles: Brisas del Mediterráneo y Capitales Bálticas. El primero, de ocho días (siete noches) de duración, parte de Barcelona y pone rumbo a Túnez, Nápoles, Roma, Florencia y Mónaco, para volver a la Ciudad Condal. El crucero, con salida el 12 de mayo, tiene un precio base de 505 euros en régimen de todo incluido y alojamiento en cabina doble interior (no incluye tasas, 240 euros).

Si opta por conocer las capitales bálticas, Barceló Viajes propone este crucero que recala en Copenhague, Berlín, Estocolmo, Helsinki, San Petesburgo y Tallín durante ocho días. El precio es de 949 euros para la salida del 8 de septiembre (descuento del 25% por reserva anticipada incluido). Incluye alojamiento en cabina doble, régimen de todo incluido, vuelos desde Madrid y Barcelona a Copenhague o Tallín en clase turista y traslados.

El de Barcelona figura entre los mayores puertos de cruceros del Mediterráneo. Por eso, ya sólo sus impresionantes instalaciones, con zona de ocio incluida, merecen una visita. Además, su localización permite adentrarse en la Ciudad Condal (y en su emblemático Monumento a Colón) sin ninguna complicación. Una vez allí, sólo hay que decidir si la ruta sigue por la siembre concurrida Rambla, si preferimos una jornada de compras alternativas por el barrio de Borne, si la idea es ir de tapas por el casco antiguo, si habrá tiempo para un baño en la playa de la Barceloneta, si queremos conocer alguno de sus vanguardistas hoteles con vistas al mar...

Marisquerías, gastropubs, coctelerías para despachar a gusto un buen gin tonic, restaurantes de pescaíto frito o sabor hindú, terrazas para picar algo a deshora, tiendas multimarca, perfumerías, áreas verdes, un paseo, ocho miradores, un parque infantil... Todo tiene cabida en la nueva zona comercial y de ocio (Muelle 1) abierta en el puerto de Málaga, cuyo tráfico creció nada menos que un 128% durante el año 2011. El lugar de moda de la urbe andaluza en estos momentos viene así a convertirse en una segunda calle Larios completamente integrada en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario