31 agosto 2013

La Torre de Pisa cerrará sus puertas al público

A partir de enero de 2015 la torre de Pisa cerrará sus puertas al público. Esta ha sido la decisión de la ciudad toscana después de que el ministro de Obras Públicas, Giorgio Prandini, dejase la decisión final en manos del alcalde, Giacomo Granchi, tras una serie de contrastes sobre el estado de salud del monumento. 

La condición que la asamblea del Ayuntamiento ha puesto para acceder al cierre de su mayor fuente de ingresos ha sido que comiencen rápidamente los trabajos para la consolidación definitiva de la torre.

Impedir de cualquier forma el continuo incremento de la inclinación del monumento es desde hace siglos una pesadilla para el país. Actualmente hay dos proyectos en estudio para conseguir reducir a cero el milímetro anual de desviación de la torre. 

Uno prevé la introducción de hidrógeno líquido en el terreno con el fin de congelarlo y endurecerlo, para proceder después a la consolidación del basamento mediante centenares de palos plantados a 40 centímetros de profundidad. El segundo, enclaustraría el monumento dentro de un rodillo de acero de 60 metros de altura que mantendría erguida la torre durante todo el tiempo necesario para sanear su estructura. Cualquier solución requerirá un plazo mínimo de tres años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario