10 enero 2014

Se sigue alargando el Centro de Recepción de Visitantes de Córdoba

Millones de euros invertidos en su construcción, que duró varios años más de lo que la Junta de Andalucía previó en un principio. Y ahora, cuando su apertura depende del PP, el Centro de Recepción de Visitantes sigue cerrado a cal y canto al público.

 Cada mes, el Ayuntamiento de Córdoba, gobernado por los populares con mayoría absoluta desde las elecciones de mayo de 2011, ha de pagar 6.000 euros a una empresa por los servicios de vigilancia. Pese a ello, el edificio, puerta de entrada de los turistas que recalan en la ciudad –por su ubicación estratégica junto a la Mezquita y a la Puerta del Puente–, sigue sin abrirse. Y lo que es peor: sin fecha para hacerlo.

Una realidad que no ha pasado inadvertida para los partidos de la oposición. Tanto IU como PSOE critican que el Ayuntamiento siga manteniendo cerrado este centro, cuya construcción supuso para las arcas de la Junta un desembolso de alrededor de cinco millones de euros.

El Consistorio recepcionó el edificio en enero de 2013, pero un año después sigue sin darle uso. El portavoz municipal de IU, Francisco Tejada, se ha quejado recientemente de que esta infraestructura no pueda presentarse en la Feria Internacional del Turismo (Fitur).

Las justificaciones ofrecidas por el PP a este retraso han sido varias. El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, lo ha achacado a la falta de adecuación del inmueble a la normativa vigente sobre eliminación de barreras arquitectónicas y seguridad.


En cambio, el viceportavoz del Ayuntamiento, Ricardo Rojas, culpó directamente a la Junta del retraso en la apertura del Centro de Recepción de Visitantes, pues habría sido ésta la que lo provocó al terminar las obras mucho después de lo previsto. La aparición de restos arqueológicos fue la excusa que ofreció el Gobierno andaluz entonces.

En un comunicado, Rojas pidió al grupo municipal socialista que "no hable de retraso cuando han sido sus propios compañeros de la Junta de Andalucía los que tardaron más años de los previstos en terminar las obras de construcción".

Las obras comenzaron en febrero de 2007 y el tiempo de ejecución estimado era de 24 meses, pero la aspiración de integrar los restos arqueológicos aparecidos tras las excavaciones retrasó su finalización. En febrero de 2010, las obras se encontraban al 80% y tres años después, con éstas ya terminadas, fue inaugurado oficialmente con la presencia del por entonces presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

El Ayuntamiento de Córdoba anunció hace un par de meses que "los trámites internos necesarios para la apertura del centro ya están preparados, pero ha requerido el tiempo preciso para llevarlos a cabo".

De momento, sigue sin abrirse a los turistas. Durante este tiempo, la oposición se enzarzó en una disputa con el PP al acusarlo de querer privatizar su gestión, algo que finalmente no ha ocurrido.


El Centro de Recepción de Visitantes, obra del arquitecto Juan Cuenca, es el último gran proyecto de los siete que se han ido desarrollando en el entorno del Puente Romano en el marco del plan desarrollado por la Junta en el Eje Monumental de Córdoba. Con su puesta en funcionamiento de este nuevo servicio, se completará un paisaje urbano compuesto por la Plaza del Triunfo y la Puerta del Puente.

En concreto, el nuevo centro de recepción estará compuesto de dos cuerpos separados, uno adosado a la medianera norte del solar, que es el principal, y otro exento, que recae en el Paseo de la Ribera, de menor altura. No obstante, entre ambas construcciones se ha dispuesto una calle peatonal, que une el entorno de la Puerta del Puente con una vía de nueva apertura entre la calle Corregidor Luis de Cerda y el Paseo de la Ribera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario