06 enero 2014

Lleida negocia con turoperadores israelíes

La Diputación de Lleida ha mantenido negociaciones con más de una veintena de turoperadores israelíes para establecer vuelos chárter entre este país y el aeropuerto de Alguaire. 

La intención es que sean vuelos de verano, en la línea de los actuales vuelos de esquí entre Lleida y el Reino Unido. El turismo israelí supone entre 12.000 y 15.000 visitas anuales al Pirineo de Lleida que ahora llegan a través de Barcelona. 

Uno de sus destinos favoritos es el Parque Natural de Aigüestortes, aunque los próximos meses se pondrá en marcha el proyecto Perseguits i Salvats, con cuatro rutas inspiradas en el éxodo de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial y su paso por las comarcas pirenaicas, con lo cual se espera atraer aún más a este colectivo.

El presidente de la Diputación, Joan Reñé, afirmó ayer que las conversaciones son "intensas y avanzadas" y todo apunta a que los vuelos se harán el próximo verano. 

Entre los flecos pendientes están las condiciones de los turoperadores con los que se ha contactado, especialmente las económicas, aunque Reñé remarcó que el acuerdo está cerca. Reñé destacó que las negociaciones se intensificaron gracias a la visita del president de la Generalitat, Artur Mas, a Israel.

De materializarse estos vuelos, Alguaire conseguiría su primer turoperador de verano, una actividad que los gestores del aeropuerto vienen buscando desde hace años. 

En este sentido, Reñé dijo que el perfil de los turistas israelíes da más posibilidades de éxito a las negociaciones que el de los rusos, el colectivo con el que se habían mantenido más negociaciones hasta ahora sin que ninguna llegara a cuajar.

"A diferencia de otros colectivos, como los rusos, que son más de sol, playa, Barcelona ciudad y tarjeta de crédito, los judíos llegan a través de Barcelona pero vienen directamente a Lleida", afirmó, de manera que "hay un interés importante por parte de los turoperadores". 

Precisamente el turismo ruso había sido hasta ahora la apuesta fuerte de la Diputación y su Patronat de Turisme para dar actividad a Alguaire los meses de verano, hasta el punto de anunciar vuelos que finalmente no se materializaron por falta de demanda desde los propios turistas rusos, que preferían hacer compras en grandes ciudades antes que alternativas como los deportes de aventura.

Alguaire tiene actualmente un único vuelo fijo, a Palma de Mallorca. Sin embargo, los meses de invierno la actividad se dispara gracias a los vuelos del turoperador Thomas Cook, que trae esquiadores al Pirineo desde cinco ciudades del Reino Unido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario