30 enero 2014

Plan estratégico del Turismo Vasco

El Plan Estratégico del Turismo Vasco 2020 recoge como prioridad de actuación el posicionar a Euskadi como un destino turístico "único y diferenciado" mediante el fortalecimiento de la marca Basque Country dentro de una estrategia conjunta entre el sector y las instituciones.

Con este planteamiento de dar realce al "diferencial que buscan quienes nos visitan", lo que el Gobierno vasco denomina "el Basque Style", el Ejecutivo de Vitoria contempla llegar a las cuatro millones de visitas en el horizonte de 2020, lo que supondría incrementar hasta casi un 70% la actual afluencia de turistas, ya que los datos del ejercicio 2013 hablan de 2.368.080 entradas de viajeros el pasado año.

Las líneas maestras del próximo Plan Estratégico del Turismo Vasco fueron adelantadas ayer por la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, durante la inauguración del stand de Euskadi en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) de Madrid en un acto en el que estuvieron presentes representantes institucionales y de las empresas del sector.

En contraposición con la apuesta que llevó a cabo el Gobierno de Patxi López de asociar Euskadi a la marca España para proyectar al País Vasco en el exterior, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu apuesta por desligarse de esta imagen y presentarse a nivel internacional bajo la marca Basque Country.

"Lo que ninguno de nuestros competidores tiene es lo que el mundo conoce como Basque Style: la cultura, la historia, el carácter de un país casi imposible de copiar", aseveró Tapia en su discurso.

De cara a las acciones a desarrollar conjuntamente entre las instituciones y el sector, el Gobierno vasco toma como referencia la "identidad, cultura y lengua" de Euskadi a la vista de que estos elementos "nos distinguen de otros territorios" y es lo que "buscan miles y miles de viajeros".

El nuevo Plan Estratégico del Turismo Vasco, que será presentado en las próximas semanas, persigue poner en valor "el trabajo en red y la cooperación a todos los niveles y en todos los ámbitos" sobre la base de que "es imprescindible mejorar la coordinación de los diferentes agentes del sector, especialmente del sector público". 


De lograr este objetivo, se llegará a 2020 con un "desarrollo turístico basado en la innovación, la alta productividad y la eficiencia del sector, con servicios avanzados y estrategias únicas de alcance global".

Detectados los retos, la pretensión del Gobierno vasco es alcanzar los cuatro millones de visitantes en el horizonte de los próximos siete años e incrementar el gasto medio por visitante para generar más actividad económica.

Si se atiende a que en Euskadi tiene cada vez mayor peso el turismo extranjero, que supone ya el 40% de los visitantes y deja un gasto de hasta 55 euros más de media al día que el nacional, el nuevo plan estratégico dirigirá sus actuaciones a captar a este público foráneo que el pasado año permitió mitigar el descenso que experimenta desde 2011 el turismo español a consecuencia de la crisis.

En concreto, según anunció Tapia, el Gobierno vasco encaminará sus promociones turísticas a los 77 millones de personas "potenciales visitantes" en Francia, Alemania y Reino Unido, países que constituirán la prioridad de actuación. 

En segundo término, el Ejecutivo de Vitoria tratará de captar turistas italianos, estadounidenses y escandinavos. En todos estos mercados se trabajará para aumentar la notoriedad de la marca Euskadi.

Hasta el stand vasco de Fitur, que cuenta con el baserri como imagen, se acercaron los Príncipes de Asturias, que mantuvieron un breve encuentro con la consejera vasca, el alcalde de Vitoria, Javier Maroto, y el diputado general de Álava, Javier De Andrés. 

Durante la visita, se interesaron por la oferta de Vitoria como Capital Gastronómica española en 2014 y por el Valle salado de Añana, candidato a Patrimonio Mundial de la UNESCO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario