22 marzo 2013

Por culpa de las viviendas turísticas, han cerrado un 15% de los hostales

Un 15% de los cerca de 1.000 hostales, pensiones y casas de huéspedes que había en la Comunidad de Madrid ha tenido que cerrar en los últimos años debido a la «competencia salvaje» que han puesto en el mercado, vía internet, las «viviendas turísticas», según dijo a este periódico Jesús Martín Peinado, presidente de la Asociación de Empresarios del Hospedaje de la Comunidad de Madrid (AEHCAM).

Las 20.000 plazas que ofrecía hasta hace poco este segmento del mercado se han reducido a 17.000. El presidente de la asociación afirma que «la crisis nos afecta a todos, pero nosotros tenemos entre 10% y 15% más de bajada de facturación debido a esta situación de ilegalidad de estos pisos que las autoridades permiten».

Madrid tiene en la actualidad unos 800 establecimientos entre hostales y pensiones que luchan «en una situación de desigualdad con 4.000 apartamentos que están en el mercado sin tener ninguna de las autorizaciones necesarias para abrir», según afirma Peinado.

Hasta hace pocos años eran sólo personas con pisos vacíos las que alquilaban sus viviendas para los viajeros, especialmente en fin de semana. Los propietarios se inscriben en un página de internet y logran alquilar sus pisos a precios muy competitivos.

Pero la asociación de hosteleros ha descubierto que en los últimos meses ya proliferan empresas, incluso italianas, que compran apartamentos en el centro de Madrid para alquilarlos durante los fines de semana.

Los empresarios de hospedaje han presentado ante las autoridades municipales, autonómicas y del Estado un total de 270 denuncias contra la proliferación de estos apartamentos turísticos que está destrozando el sector. No hay ningún resultado práctico de estas denuncias, afirman enfadados.

Están especialmente dolidos con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, a cuya consejera de Turismo, Ana Isabel Mariño, acusan de no hacer nada por un sector estratégico como es el del turismo. «No nos ha recibido ni nos promocionan en la Comunidad», afirman.

El fenómeno de los apartamentos perjudica a todo el sector de hospedaje, pero especialmente a los hostales madrileños que tienen precio más bajo que los hoteles. El precio medio es de 40 a 80 euros por persona.

Un apartamento en el centro de Madrid puede costar 60 euros al día, pero no tiene límite de clientes pues no tienen control de ningún tipo. «Tenemos algunos controlados en los que se han metido hasta 30 personas», afirman los empresarios.

Los hostales y las pensiones madrileñas ha seguido en los últimos años un proceso de modernización que les permitía competir gracias a sus precios y a la situación estratégica, casi todos muy céntricos.

Los empresarios presentan estas denuncias perfectamente documentadas. Se incluye la publicidad del apartamento de las distintas páginas webs, así como una reserva de alojamiento de máximo de tres noches para comprobar la disponibilidad, precio y condiciones. También informan a las autoridades sobre la propiedad del negocio y la ficha urbanística del edificio donde se ubica cada apartamento, que acredita el uso exclusivo y residencial de la vivienda, así como las licencias concedidas en ese edificio.

Las denuncias se han presentado ante nueve organismos diferentes de las tres administraciones, pero los empresarios no han recibido más que el silencio.

«Nosotros pagamos impuestos, Seguridad Social, tasas, IRPF... y ellos nada. A nosotros nos inspeccionan, a ellos nada de nada», afirma Jesús Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario