11 diciembre 2013

Guerra entre cadenas hoteleras

El tradicional tira y afloja entre empresas hoteleras y touroperadores ha terminado en guerra en el caso de Servigroup y cuatro de los grandes mayoristas del mercado nacional. 

La cadena alicantina, líder del sector en la Comunidad Valenciana (8.500 camas), ha decidido priorizar la comercialización de las reservas de sus establecimientos a través de la venta directa, las agencias minoristas de viajes, su página web y las agencias on line, prescindiendo de los agentes mayoristas, con los que tiene contrato hasta abril.

El grupo defendió su giro estratégico argumentando que este tipo de touroperadores "ya no aporta valor añadido al proceso de venta" y que prefieren vender sus habitaciones a través de otros canales más ágiles. 

Lo cierto es que los hoteleros de Benidorm han tenido muchos problemas con los descuentos unilaterales que realizan los touroperadores y que en algunos casos suponen un importante riesgo comercial que asumen íntegramente las empresas de alojamiento.

En el caso de Servigroup, los mayoristas han movido ficha tras la decisión de la empresa de José María Caballé de desactivarlos. Aunque su contrato con Servigroup para la temporada de invierno acaba en abril, ya han dejado de vender sus establecimientos.

Días Libres, Europlayas, Marsol y Opentours son los touroperadores que han roto con el grupo alicantino. Estos agentes mantienen que Servigroup les ha puenteado al ofrecer mejores precios en el mercado gracias a su política de vender directamente al cliente final saltándose a los propios proveedores contratados. Estos mayoristas sostienen que Servigroup incurre de este modo en competencia desleal.

Por su parte, el director comercial de Servigroup, Miguel Ángel Martínez, aseguró ayer a este diario que la cadena "es libre de contratar y trabajar con los proveedores que estime oportuno". Martínez añadió que en el sector "hay una tendencia a eliminar el trabajo con los mayoristas, porque ya no aportan nada".

El directivo del grupo hotelero insistió en que la empresa "tiene plena libertad para elegir a sus distribuidores, con los que hay un contrato firmado hasta abril". Martínez también dijo que Servigroup "tiene derecho" a que sus habitaciones "no se vendan en mercadillos de rebajas".

Estos cuatro operadores –Días Libres, Europlayas, Marsol y Opentours– suponen un 12% del negocio que mueve Servigroup al año, y canalizaban las reservas del mercado nacional. En 2009, las contrataciones conseguidas por estos mayoristas llegaban al 45% del negocio de la firma.

Según Martínez, las críticas de estos mayoristas a la compañía se deben a la negativa de la empresa con sede en Benidorm a rubricar de forma inmediata el nuevo contrato para la temporada de verano, que va desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre. Normalmente estos acuerdos se cierran en enero, con motivo de la celebración de la Feria Internacional de Turismo en Madrid. "Querían firmar en noviembre. 

El conflicto ha surgido cuando les hemos dicho que no había prisa por firmar los nuevos contratos", apuntó Miguel Ángel Martínez. Dadas las malas relaciones entre la compañía y los agentes, ese contrato no se firmará.

Desde Servigroup señalaron que se seguirá trabajando con Viajes Eroski y Barceló, y que ultima acuerdos con Viajes El Corte Inglés, Halcón y Ecuador. Las alianzas con los touroperadores internacionales, que son los que traen los clientes extranjeros, se mantendrán intactas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario