08 diciembre 2014

Las nuevas tecnologías y el turismo

La sociedad española es una de las más hiperconectadas del mundo. Es incuestionable el impacto de internet, las nuevas tecnologías y las redes sociales en los hábitos de los consumidores y, consecuentemente, en los negocios. 

Así lo constata el último barómetro sobre hábitos de consumo realizado este año por el Consumer Barometer for Google 2014. 

De hecho, cada español se conecta, de media, a través de 2,9 dispositivos tecnológicos, una cifra muy por encima de países más maduros tecnológicamente como Alemania, con 2,4 dispositivos por persona, y se halla al mismo nivel de países como Estados Unidos.

Actualmente, el comercio electrónico en España mueve alrededor de 13.000 millones de euros cada año. 

De estas cifras, el sector viajes concentra gran parte del protagonismo con un porcentaje muy significativo y cada vez mayor gracias a la reserva de vuelos, hoteles y adquisición de paquetes turísticos que representan el principal motor del comercio electrónico en nuestro país, seguido muy de cerca por la venta de moda online.

El uso de la tecnología es la clave para innovar y rediseñar la experiencia de viaje en el sector turístico y, dentro de ella, los dispositivos móviles son una de las grandes bazas del sector dada su importante penetración entre los consumidores. 

En la actualidad, presenciamos que una mayor parte del tráfico web viene dado a través de dispositivos móviles en detrimento de los ordenadores fijos. Y es que el 72% de la población española usa de forma habitual smartphones, muy por encima de países como Francia, Alemania o Inglaterra. 

Muestra de esta penetración en la sociedad lo ofrecen los usuarios de TravelRepublic, donde el tráfico de la web desde los dispositivos móviles supone, a día de hoy, aproximadamente el 40% del total.

Respecto a las ventas, los crecimientos del volumen de ventas realizadas a través de estos dispositivos móviles son cada vez más potentes, con incrementos del 200% en 2014, con respecto al mismo periodo que el año 2013. 

Sin embargo, y a pesar de que el futuro de las ventas móviles evoluciona a gran velocidad, todavía tienen un largo recorrido por delante y el grueso de las transacciones y reservas, en este sector, siguen realizándose a través de dispositivos fijos.

El uso de dispositivos inteligentes móviles se ha integrado en el comportamiento de compra y toma de decisiones de los viajeros y se potencia en las fases de inspiración y búsqueda. 

A través de ellos, los viajeros comparten información útil y sus propias experiencias que ayudan a tomar decisiones de forma muy diferente a como lo hacían en el pasado, transformando la forma de ver y entender los viajes.

Los aparatos móviles permiten que el usuario esté permanentemente conectado, comparando precios entre competidores y cazando ofertas de último minuto, de manera que se han convertido en una herramienta imprescindible para muchos viajeros desde la planificación, con toda una exposición de destinos y opiniones, hasta la reserva, equiparando precios y recomendaciones de hoteles y billetes.

Tanto es así que son también indispensables en la fase final: el disfrute del viaje, a través de aplicaciones concretas que permiten descubrir los lugares de interés, los mejores restaurantes, transportes, etc.

Como consecuencia de este nuevo modelo de comportamiento, las empresas se encuentran en una carrera de fondo para trabajar y adaptar su tecnología al usuario y crear aplicaciones que le aporten valor, así como nuevas fórmulas de relación, a través de sus servicios, para poder explotar el nuevo modelo de negocio que, día tras día, gana terreno en el sector.

Jordi Ortega es director de Ecommerce en España de Travel Republic.


"Los móviles se han convertido en una herramienta imprescindible para viajeros desde la planificación hasta la reserva"

No hay comentarios:

Publicar un comentario