14 diciembre 2014

El mes de diciembre promete

Cualquiera que haya paseado por las calles del centro en este puente habrá percibido el ‘gran éxito de público’ que ha vivido la ciudad en estos días. 

El año pasado ya se confirmó que Sevilla se ha convertido en uno de los destinos preferidos del turismo nacional para las escapadas que permiten el Día de la Constitución y de la Inmaculada. 

Las cifras fueron espectaculares con una subida de hasta el 23 por ciento con respecto al año anterior. Y la coincidencia del buen tiempo hace prever que ocurrirá lo mismo. 

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, aprovechó para sacar pecho con las buenas cifras asegurando que la ocupación hotelera había rozado el cien por cien y que las ventas de la hostelería habían aumentado un diez por ciento. 

Sin duda son excelentes noticias porque es cierto que el mes de diciembre en Sevilla no había sido considerado hasta ahora como temporada alta. 

Sin embargo, en los últimos años eso ha cambiado hasta llegar a ser el segundo destino nacional preferido por los españoles. También es evidente que los sevillanos aprovechan estos días para recorrer las calles del centro y descubrir la recién estrenada iluminación navideña. 

Este año sorprende la cantidad de puestecillos callejeros y casetas de venta de productos navideños que están instalados en las principales plazas. Plazas cuyo patrimonio –que no hay que olvidar que es lo que busca el turista que viaja a Sevilla– queda eclipsado y oculto por esta cacharrería. 

Habría que advertir al Ayuntamiento de que el exceso de licencias para puestos ambulantes y mercadillos da una sensación de colapso y enturbia la armonía de la ciudad convirtiéndola en un abigarrado espacio vendido al mejor postor. 

Esperemos que las halagüeñas cifras turísticas de este prometedor diciembre no impidan que el Ayuntamiento se ciegue y provoque que la ciudad muera precisamente de éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario