28 abril 2014

Turkish Airlines refuerza sus líneas

La compañía Turkish Airlines pretende ampliar la conexión diaria que mantiene entre Málaga y Estambul. 

Así lo expusieron ayer sus responsables durante el acto de renovación del acuerdo de colaboración que mantiene la aerolínea con la empresa Turismo Andaluz, dependiente de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía. 

Se trata de un protocolo de actuación cuyo objetivo principal consiste en reforzar la promoción de la Comunidad Autónoma en mercados emergentes a través de los 250 destinos en los que opera la compañía desde la capital turca.

Las acciones del acuerdo incidirán en la promoción inversa de Andalucía, mediante viajes de familiarización que permitan dar a conocer la región a agentes de viajes e intermediarios, medios de comunicación y profesionales turísticos. 

Entre las actuaciones ya planificadas se encuentran mercados como Turquía, China, Azerbaiyán, Japón y Corea.

Así, el reto es consolidar la posición de los emisores turísticos tradicionales, como el Reino Unido, Alemania, Francia, Benelux y países nórdicos, que acaparan el 70% de las pernoctaciones de viajeros internacionales, y aumentar la llegada de turistas procedentes de mercados emergentes.

Actualmente, la central de Turkish Airlines estudia incrementar las plazas o vuelos, aunque aún "no podemos concretarlo", según avanzó el delegado de la compañía en Andalucía, Halit Koca. 

La ocupación media de estos vuelos en 2013, fue del 78% frente al 65% del primer año. En lo que va de 2014 la ocupación está siendo "bastante buena", admitió.

Turkish Airlines comenzó a operar en Málaga hace casi tres años, con tres frecuencias a la semana que han evolucionado a un vuelo diario, "de gran rentabilidad para la compañía", según apuntó el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, quien recordó que en 2013 llegaron a la región más de 41.000 pasajeros en vuelos procedentes de Turquía, un 58,8% más con respecto al ejercicio anterior. 

Esto supone multiplicar por 11 el número de llegadas desde el año previo a la creación de la conexión con la ciudad otomana.

En ese sentido, el consejero incidió en el hecho de que Andalucía tiene un "excelente posicionamiento en los mercados tradicionales". 

No obstante, se mostró partidario de abrir nuevas vías para la llegada de viajeros "y diversificar la comercialización del destino, una línea prioritaria para la Consejería. De ahí la trascendencia de esta alianza con Turkish", sentenció.

Rodríguez opinó asimismo que hay indicadores para ser optimistas de cara al próximo verano, aunque evitó hacer pronósticos. 

No obstante, confió en que Andalucía siga liderando la clasificación turística en España y se remitió al año 2013, "que fue muy positivo para la región", con crecimientos netos en el mercado nacional, del 3%, frente a la caída que tuvieron otros destinos en este mismo emisor.

En ese sentido, el consejero andaluz consideró "absolutamente imprescindible" que el empleo hotelero aumente al igual que lo están haciendo parámetros como las pernoctaciones, los viajeros y el grado de ocupación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario