14 abril 2015

Almería lucha contra su aislamiento ferroviario

El Ayuntamiento de Almería ha reclamado al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de España (Adif) que ponga en marcha medidas que palíen los efectos que supondrán para la capital y la provincia las obras del AVE a Granada.

Que implicarán por ejemplo el transbordo en autobuses de los pasajeros que se dirijan a Sevilla o Madrid, lo que aumentará aún más la ya de por sí desmesurada duración de estos viajes que en lugar de descender han aumentado en la última década.

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha remitido una carta al presidente de Adif, Gonzalo Ferre, en la que le reclama una serie de infraestructuras y obras que eviten el "aislamiento ferroviario" de la provincia, que durante las obras del AVE no tendrá viajes directos con Sevilla y Madrid ni viceversa.

El alcalde asume las demandas recogidas en un informe presentado recientemente por el sindicato CCOO, que reclamaba la creación de un intercambiador en Granada, la electrificación de la línea entre Huéneja y la ciudad de los Cármenes y obras de mejora en la línea que eviten, por ejemplo, que sigan existiendo tramos en la provincia en los que la velocidad máxima de los trenes sea de 30 kilómetros por hora.

El informe de CCOO alertaba de que el viaje en tren entre Almería y Sevilla tarda hoy, en el mejor de los casos, 46 minutos más que hace 12 años, por lo que también demandaba mejoras que evitasen dejar a la provincia aislada durante las obras del AVE a Granada.

"Me preocupa el aislamiento ferroviario de la provincia por los cortes que supondrán las obras entre Antequera y Granada"… pues habrá "dos transbordos, con uso del bus en medio, para poder ir desde Almería a Sevilla o a Madrid. 

Y una vez que el AVE funcione desde Granada, los pasajeros con origen o destino Almería siempre tendrán que transbordar en Granada y cambiar de tren para conectarse con Sevilla o Madrid", explica el alcalde en su misiva.

A ello hay que añadir, continúa, que el proyecto de AVE entre Almería y Granada ni siquiera tiene aún un trazado definitivo, y por tanto su puesta en servicio se espera "lejana en el tiempo".


Rodríguez Comendador plantea que si no se ponen en marcha sus peticiones, "es muy probable que no haya circulación directa de ningún tren con origen o destino Almería", por lo que reclama "voluntad política" para acometer dichas infraestructuras y poder, en consecuencia, reducir considerablemente los tiempos de viaje, que hoy por hoy siguen suponiendo un escollo para las comunicaciones de la provincia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario