20 noviembre 2014

El boom del Sicav entre los empresarios

Las famosas y polémicas sicav siguen siendo uno de los vehículos preferidos de los empresarios alicantinos para canalizar y rentabilizar su patrimonio. 

Mientras la recuperación da pasos poco a poco para consolidarse, las rentas altas van colocando su dinero en este tipo de sociedades, con enormes ventajas fiscales, por considerarlas la fórmula más rentable para sacar el máximo rendimiento a los beneficios que proceden de sus empresas. 

Es el caso de dos empresarios de referencia en la provincia: Juan Perán, presidente de Pikolinos, y Luis Miñano, expropietario de la empresa de aeronaves Inaer.

El primero ha decidido llevar buena parte de su patrimonio a dos sicav (sociedad de inversión de capital variable): Rosjucar Inversiones y FPB Invest, como avanzó Valencia Plaza. La familia Perán, propietaria de una de las firmas de calzado más conocidas y prestigiosas del mercado, ha inyectado recientemente unos 6,4 millones de euros en estas dos sociedades, según figura en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Unos cuatro millones han ido a parar a Rosjucar, activada en agosto y en manos de Bankinter; el resto, a FPB Invest (gestionada por Credit Suisse), si bien la cantidad invertida en esta sicav podría ser más elevada porque de momento sólo figura el capital inicial mínimo con el que se ha puesto en marcha la sicav. 

Por ahora, los Perán se fían más del mercado internacional que de España, puesto que el 82% del dinero de Rosjucar está invertido en valores internacionales. Como activos nacionales sólo tienen bonos del Estado y de la Cuenta Expansión del Banco Sabadell y su cuenta expansión, y acciones en Técnicas Reunidas, OHL, Enagás, NH Hoteles y Meliá. 

La mayor parte de su patrimonio se reserva para la renta fija internacional, concretamente en bonos de multinacionales (1,9 millones de euros). En valores cotizados extranjeros confían en compañías como Volkswagen, Basf o Louis Vuiton, entre otras.

Por su parte, Luis Miñano (Inaer) estrenó este agosto su nueva sicav, Hermigo (gestionada por UBS), en la que ha metido unos nueve millones de euros. Miñano ya tenía Bética Inversiones (Bankinter), donde mantiene otros diez millones invertidos. Para su nueva sicav, Miñano ha optado por distribuir sus inversiones casi al 50% entre España y el exterior.

Para el mercado interno, la sicav concentra sus apuestas en UBS, tanto en repos (letras, bonos y obligaciones del Estado o de las Comunidades 

Autónomas que se recompran por un banco a un precio fijado de antemano) como en fondos. Fuera de España (5,08 millones invertidos), los Miñano se han fijado sobre todo en fondos de UBS, JP Morgan, M&G, Pimco y Black Rock, entre otros gigantes financieros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario