21 julio 2014

La Junta de Andalucía obliga a cerrar la oficina de turismo más bonita por carecer de teléfono

La Junta de Andalucía ha obligado al Ayuntamiento de Almería a cerrar la oficina municipal de turismo de Cabo de Gata, situada en la iglesia de Las Salinas, porque no dispone de teléfono para uso público y porque le faltan 1,2 metros cuadrados para poder ser homologada.

Fuentes municipales informaron de que la empresa concesionaria de la oficina decidió cerrarla después de que la Consejería de Turismo le informara de que una inspección detectó estas dos "deficiencias", que debían ser subsanadas para evitar una sanción.

Aunque se podía instalar un teléfono, sería muy complicado ampliar la instalación en ese metro que demanda la Junta para que pueda ser homologado como oficina de turismo.

Estas exigencias han sido acogidas con estupefacción y sorpresa por el gobierno municipal. El alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), calificó de "ilógica la reclamación de la Junta, sobre todo en plena época estival".

En el Consistorio también sorprendió el hecho de que estas deficiencias hayan sido comunicadas ahora, cuando hace ya un año que se abrió la oficina turística.

Juan José Alonso, concejal y consejero delegado de la Empresa Municipal Almería Turística, consideró "ridículo" que la oficina no pueda ser homologada por poco más de un metro cuadrado. También cree "surrealista" que "en la época de las nuevas tecnologías se exija un teléfono para uso público".

Es más, el edil dice que ni siquiera tiene claro si la Junta se refiere a una cabina de teléfonos, algo que no existe ya en prácticamente ningún edificio público. La oficina de Cabo de Gata tiene conexión a internet para los usuarios que deseen utilizarla y para los empleados, que cuentan con un teléfono móvil de la empresa.


Aunque la oficina ya está cerrada, el concejal de Turismo tiene previsto reunirse esta semana con técnicos de la Junta para buscar una solución al problema.

La oficina de turismo de Cabo de Gata abrió en el año 2012 gracias al acuerdo entre el Ayuntamiento y el Obispado de Almería para la cesión de un espacio en la iglesia con fines turísticos a cambio de que el Consistorio aportara 100.000 euros para la rehabilitación del templo.



El Obispado cedió al Ayuntamiento la cripta de la iglesia, ubicada debajo del templo y con acceso directo a la vía pública e incomunicada con el resto de la edificación, donde se abrió la oficina, muy visitada por los usuarios del parque natural y las playas de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario