19 julio 2014

30.000 euros de multa a Airbnb por ofrecer pisos ilegales

La Generalitat ha multado con 30.000 euros a la empresa de alojamientos turísticos privados Airbnb, por publicar anuncios de pisos ilegales en su plataforma, según una inspección de oficio realizada por Empresa i Ocupació. 

Se trata de la primera sanción que recibe la compañía estadounidense en Europa y de la multa máxima prevista en la ley que el Govern impulsó hace dos años para luchar contra los alquileres ilegales.

La normativa establece que todos los alojamientos turísticos deben estar inscritos en el Registro de Turismo de Catalunya, requisito que no cumplen algunos de los apartamentos o habitaciones que se ofertan en la web de dicha empresa, que intermedia entre turistas y propietarios de viviendas dispuestos a alquilarlas.

La multa, por competencia desleal sobre el sector regulado, beneficio ilícito obtenido y trascendencia social de la infración para el interés turístico, obliga a Airbnb a cesar de forma inmediata la comercialización de inmuebles que no estén habilitados para ser alquilados a turistas y, en caso de que no lo haga, la Generalitat impedirá el acceso al portal desde cualquier IP situada en Cataluña.


La empresa mostró su rechazo a la resolución al considerar que frenará el crecimiento de la capital catalana, una de las ciudades con más actividad de la plataforma y más desarrollo de la economía colaborativa, donde se enmarca la iniciativa norteamericana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario