15 marzo 2018

Rusas contratadas en burdeles

El juzgado de Instrucción número 4 de Tarrassa (Barcelona) investiga las conexiones internacionales de la academia de baile Queta Barceló que, al parecer, utilizaba las lecciones de flamenco como tapadera para trasladar a jóvenes a locales de alterne en el extranjero. Los Mossos d'Esquadra han practicado en las últimos días cinco detenciones, aunque no se descarta que a partir de las investigaciones judiciales, bajo secreto de sumario, se ordenen nuevas detenciones para esclarecer las actividades de esta escuela de flamenco.

Al cierre de esta edición, los Mossos d'Esquadra detuvieron a Miquel A., de 19 años, por su presunta implicación. También se encuentran detenidos los propietarios de la academia, Enriqueta García Barcelona, y su marido, Francisco Pastor Recio. También Luis Sang Nogués, que estaba en libertad provisional por otro delito de inducción a la prostitución y supuesto responsable de la entrada ilegal en España de unas 200 ciudadanas rusas contratadas por burdeles de Madrid y Barcelona, y su esposa Carmen Ruiz. Al parecer, Sang Nogués se encargaba de poner en contacto a la academia de con locales de alterne en el extranjero interesados en, espectáculos de danza. 

Los contactos se facilitaban a través de la agencia: de Sang Nogués Shane Shows Promotions, según las investigaciones de la Policía Autonómica. Las sospechas sobre los métodos no excesivamente pulcros de la academia llegaron cuando los jóvenes, chicos y chicas de no más de 18 años, explicaban a sus padres los lugares y ambientes del extranjero a los que, en principio, viajaban para ofrecer espectáculos de flamenco. Según explicaron a algunas personas que conocían a los alumnos, estos hacían comentarios un tanto extraños sobre sus viajes «pero no se les daba importancia porque pensábamos que eran cosas de chiquillos». Sin embargo, y según estas personas, «no dejaron de sorprendernos algunos de los comentarios que hicieron algunos de los chicos «unode ellos -señalan- llegó muy emocionado de uno de los viajes y nos explicó que una señora se había enamorado de él y que por eso le había hecho varios regalos».


Según: fuentes de la investigación, el sistema consistía en prometer interesantes galas y cruceros en locales de Portugal, Grecia, EEUU, Japón y Líbano. Sin embargo, la realidad no se correspondía demasiado con las promesas y los jóvenes bailarines se encontraban en grises garitos en los que además de bailar se les exigían también otros servicios como la prostitución o los espectáculos pornográficos. El castigo a los que se negaban a acceder era tan cruel cómo abandonarlos sin recursos en un país extranjero. Así comenzaron a llegar las primeras denuncias, especialmente de chicas de no más de 16 años que han reconocido haber sido inducidas a la prostitución. Dos jóvenes gemelos de Barcelona, Javi y José, recuerdan que a penas cobraban 3.000 pesetas por actuación, ya que sólo recibían el 10% de lo que la escuela ingresaba por su trabajo. 

Los propietarios de la academia no tenían una excesiva relación con los vecinos de Tarrassa. Al parecer, ya habían dirigido años antes otra academia de baile en el barrio de Matadepera, a un kilómetro del centro de la ciudad. Algunas personas de esta población definen a Francisco Pastor como un hombre algo arisco y violento. Por su parte, Enriqueta García era considerada por algunas ex alumnas como un persona un tanto distante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...