27 septiembre 2015

Muere tras comerse una tostada de pan

Vera Williams de 75 años ha muerto en el hospital de Gales, Glan Clwyd debido a las hemorragias intestinales que ha sufrido durante varios días por culpa de una tostada que se comió perforándole el esófago y que ningún médico del servicio de urgencias supo diagnosticar a tiempo.

La primera vez que Vera fue al hospital de Glan Clwyd fue el pasado mes por dolores de garganta e intestinales, pero el médico no pudo diagnosticarle nada y la envió de vuelta a casa.

Como las molestias y dolores aún persistían en su garganta y en el aparato digestivo decidió regresar a urgencias donde la vio otro médico diferente. Pero en esa ocasión dijo que lo que le molestaba era el cuello así que el médico le recetó antibióticos.

Tuvo que regresar una vez más a urgencias porque comenzó a toser sangre y al hacerle una tomografía comprobaron que tenía roto el esófago y le estaba provocando un encharcamiento en los intestinos.

Aunque consiguieron diagnosticarle que le ocurría no llegaron a tiempo de salvarle la vida y murió a consecuencia de una hemorragia masiva por culpa de la tostada de pan.

Se ha abierto una investigación para determinar si los médicos que atendieron a Vera son culpables de su muerte, pero ellos aseguran que actuaron correctamente y siguiendo el protocolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario