02 mayo 2015

Turismo y comida, todo junto

La gastronomía y el turismo son socios naturales. Se puede decir (y nunca mejor dicho) que uno se alimenta del otro. 

Y en Euskadi esta unión cada vez se asemeja más a un matrimonio que se ha prometido amor eterno. 

De hecho, la realidad evidencia que cada vez hay más enlaces de este tipo. 

Uno de cada cinco visitantes que acude a Euskadi lo hace fascinado por los encantos de una buena mesa o las delicias agolpadas en la barra del bar.

Alentados por la constelación de estrellas Michelin o por el simple hecho de llevarse a la boca un bocado de la afamada cocina vasca... Sea cual sea el motivo, lo cierto es que la realidad no deja lugar a interpretaciones y el turismo gastronómico no para de ganar peso en la báscula de los potenciales económicos de Euskadi.

A la vista de esta realidad, el Basque Culinary Center (BCC) va a abordar los retos de futuro que se abren ante este "fenómeno en auge" con la celebración del I Foro Mundial de Turismo Gastronómico que reunirá a una veintena de expertos internacionales en ambas áreas.

Los fogones de este congreso, que se celebrará los días 27 y 28 de este mes, tratarán de cocinar con éxito los numerosos nexos de unión que existen entre el turismo y la gastronomía y poner sobre la mesa las cada vez más estrechas oportunidades de cooperación que existen para los dos ámbitos.

Todo, además, con la pretensión de "mejorar la calidad de la gestión del sector público en el ámbito del turismo gastronómico", según resaltaron ayer los organizadores del certamen, que cuenta con el impulso de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Se trata de un foro "pionero" que por primera vez expande su red a nivel mundial con la vocación del intercambio de experiencias y la identificación de buenas prácticas en los diferentes países para impulsar el desarrollo profesional de este segmento turístico en crecimiento y lograr una gestión exitosa. 

De este modo, la reflexión alcanzará a las tendencias del consumidor, el desarrollo de eventos o la nueva comunicación del turismo gastronómico.

En el Basque Culinary Center compartirán mesa los cocineros Pedro Subijana, del restaurante Akelarre de San Sebastián; Jorge Vallejo, del establecimiento Quintonil de México; y Mitsuharu Tsumura, del local Maido de Perú; junto a expertos internacionales como el director ejecutivo de la World Food Travel Association, Erik Wolf, y el secretario general de la OMT o Taleb Rifai.

También participarán la directora del Instituto Internacional de Gastronomía, Cultura, Arte y Turismo, Diane Dodd, la gerente de producto y marca de Intrepid Travle, Erika Kritikides, el director de la Oficina Española de Turismo en Londres, Enrique Ruiz de Lera, el fundador y propietario de Sapainmedia, Andrés Rodríguez, o el experto en Street Food y autor de Not For Sale Sinma DaShow

Esta plataforma "valiosa" para abordar la gastronomía como argumento de la marca turística se complementará con cinco talleres en los que los asistentes podrán interactuar con profesionales de la cocina y del turismo.

Este primer foro mundial, que cuenta con el apoyo del Gobierno vasco a través de Basquetour, la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián, aspira a tener una periodicidad bianual con sede fija en la capital guipuzcoana aunque algunas de sus actividades se puedan extender a otras ciudades del mundo, según apuntó el concejal de Desarrollo Económico, Josu Ruiz.

El director del Basque Culinary Center, Joxe Mari Aizega, puso en valor la relevancia del congreso a la vista de que se calcula que un tercio del gasto turístico está vinculado con la alimentación, lo que da cuenta del "auge" en el que se encuentra el "fenómeno del turismo gastronómico". 

En esta línea, la viceconsejera de Turismo del Gobierno vasco, Itziar Epalza, incidió en la importancia que tiene la gastronomía a la hora de captar visitantes en Euskadi.

En la actualidad, el 25% de los turistas elige el País Vasco para conocer el territorio, el 21% para degustar gastronomía y vinos, y el 15% por cuestiones culturales y eventos de todo tipo. 

Las visitas a Euskadi por motivos gastronómicos elevan, además, el gasto medio, que se sitúa en 102,2 euros frente a los 99,5 euros de los turistas que no acuden seducidos por los placeres del buen comer.


Los primeros meses del año no han hecho sino confirmar la "tendencia excelente" que vive el turismo en Euskadi después de cerrar 2014 con un récord de visitantes, por encima de los 2,5 millones de personas, según resaltó Epalza. 

El incremento del turismo implica que este sector represente ya cerca del 6% del Producto Interior Bruto (PIB), con una actividad económica que supera los 3.800 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario