07 octubre 2014

Eva Hache sátira y puyas pero sin pasarse

¿POLÍTICA?

Por el escenario pudieron pasar unas 100 personas. Apenas media docena hicieron comentarios políticos directos. En la calle se escuchan, en todos los ámbitos, cosas mucho más fuertes y frontales. El guión de Eva Hache cumplió perfectamente con lo exigible: sátira y puyas sin pasarse. Un periódico llegó a pedir editorialmente la censura previa o la supresión de la retransmisión de la gala. Histeria. ¿Pero en qué país vivimos?, ¿de qué habla la gente? Algunos han valorado la gala según lo que se empeñaron en esperar de ella y en fomentar, y no según lo que pasó de verdad. «No perdamos la perspectiva», que decía doña Rosa en La Colmena.

PÚBLICO PARA 'BLANCANIEVES'

Aunque a Pablo Berger se le escapara el premio al Mejor Director, es obvio que su Blancanieves fue la película justamente consagrada por la Academia. Es preciso decir que los 150.000 espectadores -más o menos- que ha tenido Blancanieves son poquísimos. Una cifra preocupante para una película tan redonda, hermosa, emocionante, divertida y fácil de seguir. ¿Por qué el público español -el grande y el pequeño- no ha hecho caso de una prescripción clara, del clamor unánime de la crítica? «Todavía no la he visto…, la tengo pendiente…», se oye decir a gente que debería haberla visto. ¿A qué espera esa gente?

ANIMACIÓN DE LA ANIMACIÓN

Las aventuras de Tadeo Jones ha recaudado más de 18 millones de euros y ha sido vista por cerca de tres millones de espectadores. Es un gran éxito que confirma el auge extraordinario del cine español de animación, de cuya creatividad vimos breves muestras en la presentación de los largos y cortos nominados. La animación española ha conquistado al público nacional, compite aquí con la norteamericana y se exporta muy bien. Es muy significativo que la película de Enrique Gato ganara en su especialidad, pero mucho más que se llevara los Goyas al Mejor Guión Adaptado y al Director Novel, apartado este último en el que clamaba al cielo la ausencia de El mundo es nuestro.

LATINOAMÉRICA Y EUROPA

Para el cine español es muy importante su imbricación con el cine europeo y con el latinoamericano, el cual tiene posibilidades de liderar. La gala visualizó felizmente esta relación con la presencia en el escenario de los responsables de la película francesa Intocable y de la cubana Juan de los muertos, todos contentísimos. Que viajaran hasta Madrid indica que para ellos son muy valiosos tanto el mercado español como los Goya. ¡Y los franceses se han hartado de recibir premios y de recaudar dinero!

CONCURRENCIA INTERNACIONAL

Otro síntoma indudable del prestigio internacional de nuestro cine es la participación en películas españolas de capital y productores extranjeros, así como de grandes actores y buenos técnicos que, incluso, se han asentado en España a trabajar (la maquilladora Sylvie Imbert y el director artístico Alain Bainée, por ejemplo, ganadores por Blancanieves). Es indicio de interés, respeto y confianza. Se escuchó hablar en inglés, en francés y en español con acento porque películas como Blancanieves, Lo imposible, El artista y la modelo, Hijos de las nubes o Las aventuras de Tadeo Jones cuentan con sostén internacional, a veces -ay- decisivo por la previa falta de confianza de algunas fuentes españolas de financiación.

SACRISTÁN Y LA VELASCO

La profesión del cine tiene, entre otras, dos cosas buenas: reconoce con júbilo la maestría de los grandes veteranos, aunque el espacio haya sido copado -como es natural- por nuevas generaciones. Y suele hacerlo sin mirar el carné político de nadie. Muy justo, por fin, el reconocimiento a José Sacristán por El muerto y ser feliz y a Concha Velasco por toda su carrera. ¿Qué no han sido capaces de hacer estos dos grandes actores, dándonos rostro e identidad, representando nuestro modo de ser y vivir? Lo que un gran intérprete cómico y dramático hace por un país no tiene precio. El número de la Velasco fue lo mejor de la noche, con la introducción berlanguiana, las presentaciones de las cuatro películas candidatas y el conjunto de Eva Hache. Hubieran venido bien un par de picos más como el de la Velasco, música y baile incluidos. De todos modos, casi cuatro millones de espectadores y un 22% de share es un muy buen resultado de audiencia.

PINCHAZOS INQUIETANTES

Los 106 millones de recaudación y el casi 18% de taquilla del cine español en 2012 velan un dato inquietante. Las pobres o escasos ingresos de películas de directores como Pons, Cortés, Chavarrías, Ferreira, Garci, Martínez-Lázaro, Calparsoro, Uribe, Cuerda, Courtois… Incluso Gay o Trueba, que merecían mucho más. Nombres importantes, cuyas películas han pinchado con el consiguiente quebranto financiero. Preocupante.

¿REQUISITOS PARA VOTAR?

Los académicos no ven mucho cine español. Es muy difícil, pero la Academia debería estudiar alguna clase de control de visionados para poder votar, para que no se concentren tanto las candidaturas y para que se puedan reconocer los méritos de otras películas, técnicos y actores que no acaparan la atención general o de las minorías interesadas y muy activas. Rebollo, Aibar, Vigalondo, Chapero-Jackson, Rosales, Méndez Esparza, Sánchez o Siminiani, por sólo citar algunos directores, han hecho películas distintas que exigen más atención y presencia. ¿Y El cuerpo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario