22 diciembre 2014

Código promocional WIGGLE

Siempre han sido uno de los vehículos de nuestro ocio, y más cuando éramos niños. Pero ser compatriota del rey del velocípedo Indurain ha despertado aficiones infantiles olvidadas. Éste es el año de las bicicletas en cualquiera de sus modalidades. Y para eso nada mejor que adquirirlas en la tienda inglesa de Wiggle, el pedido que realices te llegará a tu casa en unos 4 días como máximo y además ofrece unos códigos de promoción para Wiggle, que valen la pena aprovechar.


Wiggle 50Perc 728x90


Pero son las bicis de montaña las que se han adueñado del mercado desplazando a las de carretera. 

Las cifras hablan: en 1994 se vendieron 200.000 bicicletas de carretera y más de dos millones de montaña, según datos de la Federación Española de Ciclismo. «La bicicleta de montaña está más indicada para los niños, los adolescentes y las personas maduras; es decir, todos los que sean sólo aficionados», afirma Enrique Miravini, director de una escuela de mountain-bike. 

La de montaña puede utilizarse como una de paseo y también circula bien, aunque con menor rapidez, por carretera. Todo ello ha ido postergando a la bicicleta de carretera, que se ha quedado para los profesionales.

Y en medio delas dos: la bicicleta híbrida, concebida tanto para circular en carretera como en montaña y según los fabricantes la más indicada para cicloturismo y rutas. La edad ideal para comenzar a usar la de montaña en el campo son los doce años. 

Hasta entonces, es recomendable utilizarla sólo para aprender y pasear. Aunque no lo parezca, esta bicicleta sirve para todo siempre que se trate del campo. Por el contrario, la bici de carretera es más especializada. 

Así, mientras que la de montaña trabaja casi todo el cuerpo, la de carretera potencia las piernas y los brazos y está indicada para personas que deban hacer rehabilitación. Los que superen los 40 años también tienen mejores posibilidades con una mountain-bike. Son más seguras y estables. 

Además, las de carretera, al ser más rápidas, exigen mayores reflejos, que a esas edades comienzan a perderse. Una bicicleta de montaña aceptable cuesta entre 500 y 600 euros. Sirve, prácticamente, para toda la vida, aunque hay que revisarlas y mantenerlas a punto. Sin embargo, hay un inconveniente si el usuario es un niño o un adolescente. 

Debido al crecimiento, y a pesar de que las bicicletas (el manillar, el sillín...) pueden estirarse unos centímetros, una bici de montaña no le dura a un niño más de cuatro años. En estos casos hay dos opciones: alquilar una o bien comprarla más barata. Las bicis de montaña más populares son las que venden en los hipermercados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario