30 abril 2014

Bono descuento RUMBO

La aerolínea, que también se ha visto salpicada por escándalos sobre la seguridad de sus vuelos, ha realizado un pedido de nuevas aeronaves para renovar su flota y reforzarla. Pero ese no es el caso de Rumbo que con sus bonos de descuento está triunfando entre su clientela.


Ryanair recibió ayer un apoyo en los mercados financieros de la mano de los analistas de Barclays que difundieron un análisis sobre la compañía bajo el título de ‘Romance de Verano’, que resume sus buenas previsiones para su negocio en los próximos meses. 

Esta firma subió su precio objetivo de la aerolínea ‘low cost’ hasta 8,60 euros, lo que impulsó los títulos de la compañía irlandesa. El equipo de análisis del banco británico también decidió apoyar a la aerolínea easyJet con otro informe titulado ‘Una escalada firme’, con lo que impulsó los títulos de uno de los principales rivales de Ryanair.

Precisamente ayer, el presidente de Vueling, Álex Cruz, avanzó en un encuentro organizado por KPMG y Expansión que la T1 del aeropuerto Barcelona-El Prat se está quedando pequeña para la actividad de la compañía, que ya ha solicitado a Aena más espacio para operar sin obtener una respuesta favorable.

El Prat cerró el año pasado con 35,2 millones de viajeros. El aeródromo catalán también ha sido uno de los que mejor se ha comportado en el arranque de 2014. Según los últimos datos de Aena, el incremento del tráfico en El Prat alcanzó en el primer trimestre el 6,2% por encima de la media del grupo.

La fuerte competencia que existe en el segmento de las aerolíneas low cost ha obligado a la siempre controvertida Ryanair a replantearse su estrategia de marketing para no perder clientes. 

La compañía está inmersa en un proceso de renovación de imagen para mejorar la percepción que tienen los viajeros de su servicio. Ryanair ha reconocido haber sido demasiado "estricta" con sus clientes y sus "errores" a la hora de satisfacer sus necesidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario